Tiempo estimado: 4 min.

Di-enseñar para las personas. Hablemos del design thinking.

Escrito por

Núria López

Hablemos de design thinking.

Si te fijas no hay encuentro sobre innovación donde no se hable o aparezca dicha palabreja, y casi siempre en su manera anglosajona. Este término nació desde el diseño centrado en el usuario, diseño de servicio y diseño con perspectiva humana. El término puede rastrearse hasta 1987, con el libro Design Thinking del profesor Peter G. Rowe, que estaba enfocado en arquitectura y planificación urbana. Aun así, esta herramienta (o metodología más bien) está llegando a tiburones del mercado mundial e incluso atravesando los procesos internos de corporaciones, ganando terreno y eso si, acelerando los procesos de innovación.

Con esto me planteo que el espíritu del design thinking realmente no difiere del verdadero significado de la palabra "diseñar" (Proyecto, plan que configura algo), realmente podríamos estar hablando de las mismas cosas y tan utilizado habitualmente en el contexto de la industria, ingeniería, arquitectura, comunicación y otras tantas disciplinas creativas, donde el diseño es el centro y alma del proyecto. Esto no deja de ser una opinión personal, ya que entiendo que el diseño es una forma funcional de resolver/buscar/encontrar problemas en la sociedad y no solo aplicarlos de una manera estética o gráfica. Opiniones aparte, estamos ante un auge de estrategias en donde por fin, la creatividad comienza a cobrar el sentido y la importancia necesaria en la sociedad (aunque todavía nos queda mucho, sobre todo en las instituciones públicas).

🗒 El design thinking se ha vuelto poderoso y ha llegado para quedarse, creando y abriendo un nuevo contexto para las empresas. Pero el diseño inteligente no existe, ya que el diseño de por sí lo es y al fin y al cabo va mucho más allá de la moda y la estética.

Hablemos de design thinking.

Si te fijas no hay encuentro sobre innovación donde no se hable o aparezca dicha palabreja, y casi siempre en su manera anglosajona. Este término nació desde el diseño centrado en el usuario, diseño de servicio y diseño con perspectiva humana. El término puede rastrearse hasta 1987, con el libro Design Thinking del profesor Peter G. Rowe, que estaba enfocado en arquitectura y planificación urbana. Aun así, esta herramienta (o metodología más bien) está llegando a tiburones del mercado mundial e incluso atravesando los procesos internos de corporaciones, ganando terreno y eso si, acelerando los procesos de innovación.

Con esto me planteo que el espíritu del design thinking realmente no difiere del verdadero significado de la palabra "diseñar" (Proyecto, plan que configura algo), realmente podríamos estar hablando de las mismas cosas y tan utilizado habitualmente en el contexto de la industria, ingeniería, arquitectura, comunicación y otras tantas disciplinas creativas, donde el diseño es el centro y alma del proyecto. Esto no deja de ser una opinión personal, ya que entiendo que el diseño es una forma funcional de resolver/buscar/encontrar problemas en la sociedad y no solo aplicarlos de una manera estética o gráfica. Opiniones aparte, estamos ante un auge de estrategias en donde por fin, la creatividad comienza a cobrar el sentido y la importancia necesaria en la sociedad (aunque todavía nos queda mucho, sobre todo en las instituciones públicas).

🗒 El design thinking se ha vuelto poderoso y ha llegado para quedarse, creando y abriendo un nuevo contexto para las empresas. Pero el diseño inteligente no existe, ya que el diseño de por sí lo es y al fin y al cabo va mucho más allá de la moda y la estética.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

Di-enseñar para las personas. Hablemos del design thinking.

Escrito por

Núria López

Hablemos de design thinking.

Si te fijas no hay encuentro sobre innovación donde no se hable o aparezca dicha palabreja, y casi siempre en su manera anglosajona. Este término nació desde el diseño centrado en el usuario, diseño de servicio y diseño con perspectiva humana. El término puede rastrearse hasta 1987, con el libro Design Thinking del profesor Peter G. Rowe, que estaba enfocado en arquitectura y planificación urbana. Aun así, esta herramienta (o metodología más bien) está llegando a tiburones del mercado mundial e incluso atravesando los procesos internos de corporaciones, ganando terreno y eso si, acelerando los procesos de innovación.

Con esto me planteo que el espíritu del design thinking realmente no difiere del verdadero significado de la palabra "diseñar" (Proyecto, plan que configura algo), realmente podríamos estar hablando de las mismas cosas y tan utilizado habitualmente en el contexto de la industria, ingeniería, arquitectura, comunicación y otras tantas disciplinas creativas, donde el diseño es el centro y alma del proyecto. Esto no deja de ser una opinión personal, ya que entiendo que el diseño es una forma funcional de resolver/buscar/encontrar problemas en la sociedad y no solo aplicarlos de una manera estética o gráfica. Opiniones aparte, estamos ante un auge de estrategias en donde por fin, la creatividad comienza a cobrar el sentido y la importancia necesaria en la sociedad (aunque todavía nos queda mucho, sobre todo en las instituciones públicas).

🗒 El design thinking se ha vuelto poderoso y ha llegado para quedarse, creando y abriendo un nuevo contexto para las empresas. Pero el diseño inteligente no existe, ya que el diseño de por sí lo es y al fin y al cabo va mucho más allá de la moda y la estética.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

Di-enseñar para las personas. Hablemos del design thinking.

Escrito por

Núria López

Hablemos de design thinking.

Si te fijas no hay encuentro sobre innovación donde no se hable o aparezca dicha palabreja, y casi siempre en su manera anglosajona. Este término nació desde el diseño centrado en el usuario, diseño de servicio y diseño con perspectiva humana. El término puede rastrearse hasta 1987, con el libro Design Thinking del profesor Peter G. Rowe, que estaba enfocado en arquitectura y planificación urbana. Aun así, esta herramienta (o metodología más bien) está llegando a tiburones del mercado mundial e incluso atravesando los procesos internos de corporaciones, ganando terreno y eso si, acelerando los procesos de innovación.

Con esto me planteo que el espíritu del design thinking realmente no difiere del verdadero significado de la palabra "diseñar" (Proyecto, plan que configura algo), realmente podríamos estar hablando de las mismas cosas y tan utilizado habitualmente en el contexto de la industria, ingeniería, arquitectura, comunicación y otras tantas disciplinas creativas, donde el diseño es el centro y alma del proyecto. Esto no deja de ser una opinión personal, ya que entiendo que el diseño es una forma funcional de resolver/buscar/encontrar problemas en la sociedad y no solo aplicarlos de una manera estética o gráfica. Opiniones aparte, estamos ante un auge de estrategias en donde por fin, la creatividad comienza a cobrar el sentido y la importancia necesaria en la sociedad (aunque todavía nos queda mucho, sobre todo en las instituciones públicas).

🗒 El design thinking se ha vuelto poderoso y ha llegado para quedarse, creando y abriendo un nuevo contexto para las empresas. Pero el diseño inteligente no existe, ya que el diseño de por sí lo es y al fin y al cabo va mucho más allá de la moda y la estética.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.