fbpx

#Estrategia      #Diseño      #Audiovisual

#Estrategia

#Diseño

#Audiovisual

Subir volumen

Control video

Lectura 33min.
Fecha Junio 2018
Lectura 33min.
Fecha Junio 2018
Proyecto Brand Dimension
Proyecto Brand Dimension

gRILLAERA BURGER

El comienzo de la locura

Analizando las tendencias del sector en los últimos tiempos teníamos claro que además de un producto de primera calidad, gRILLAERA debía aportar un valor extra si quería triunfar. Cuando empezamos a crear la marca vimos de forma clara y palpable que era necesario asentar las bases de todo un mundo propio que se fuera desarrollando, expandiendo y conectando con la audiencia poco a poco.

 

Así dio comienzo el camino de la locura (Insanity Way), pilar fundamental que ha ido dictaminando las pautas correctas en toda la explosión del universo gRILLAERA. Desmarcando su diferenciación y relevancia al resultar tan atractivo para las personas.

La marca gRILLAERA dice las cosas claras, es irreverente y disfruta iendo a contracorriente. Así, te presenta como es su mundo y te incita a formar parte de él. 

 

Estrategia

Diseño

Gestión

Diagnostico

Universo de Marca

Experiencia

Expansión

Interiorismo

Packaging

 

 

Brand 360

Fotografía

Audiovisual

El comienzo de la locura

Queremos abrir una hamburguesería gourmet, haced que funcione. Esas fueron las palabras con las que nos plantearon el proyecto y bajo esa premisa, afrontamos el reto.

Estrategia

Diagnostico

Universo de Marca

Experiencia

Expansión

Diseño

Interiorismo

Packaging

 

 

Gestión

Brand 360

Fotografía

Audiovisual

Awards

Smile Festival
Mejor Branded Content en Redes Sociales.

Smile Festival
Mejor uso del mensaje en cuña de radio.

Smile Festival
Mejor eficacia en Identidad Corporativa.

Agripina
Mejor campaña de Humor en Redes Sociales.

Freak Show

Formalmente, se busca ser atrevidos, con un toque rebelde, estar alejado de las modas y que refleje locura. Inspirados por los “Freak Shows” de principios del s. XX, se busca llamar la atención por diferenciación, utilizando formas orgánicas y variadas, colores chillones y el saltarse las reglas clásicas de composición.

La ironía juega un papel fundamental hasta el punto de elegir para el logo una tipografía muy delicada y deformarla, sin miramientos, hasta dar con formas totalmente descabelladas.

Una experiencia que te vuelve loco

Se trabajan los 4 tipos de identidad para construir un mensaje claro: Aquí no vienes solo a comer, si estás aquí es para disfrutar cada instante al máximo.

Esto queda patente con la identidad visual, absolutamente estudiada para comunicar la narrativa que existe tras gRILLAERA.  Un look&feel rompedor junto a una fotografía muy cuidada hacen las delicias de sus clientes, que primero comen por los ojos y luego se llenan el estómago.

Desde el interior del manicomio

Partiendo de la idea lúgubre de los manicomios decimonónicos pero llevándola a conceptos más contemporáneos, mezclamos elementos como el metal, la madera y el neón para darle vida a la identidad sensorial dentro del establecimiento.

Las frases y palabras pueblan el espacio, proyectando la personalidad de una forma impactante, expandiendo la narrativa y haciendo a todos (empleados y clientes) partícipes de la locura.

Implantar la locura hacia dentro
para poder expresarla hacia afuera

Camisas de fuerza

Los primeros locos, los camareros. La identidad actitudinal es esencial para que la marca gRILLAERA funcione. Si los camareros no son capaces de reflejar esa divertida locura, todo se desmorona como un castillo de naipes. Para completar esta experiencia, son ataviados con camisas de fuerza y, junto a tejanos rotos y zapatillas Nike Cortez, no dejan indiferente a nadie con este uniforme.
Entorno digital

Publicaciones periódicas en diferentes redes sociales, sesiones fotográficas semanales donde se muestra toda la vida en plena ebullición del local, mini-spots que conectan de forma directa, campañas digitales irreverentes… gRILLAERA puebla el entorno online manteniendo una conexión constante con su audiencia desde el primer día.

Un tono
muy cRAZY

Era importante crear una asociación conceptual desde el primer momento. Optar por una palabra como “crazy” era complicado pues ya se encontraba asociado a múltiples cosas; pero en el sector que nos ocupa no se utilizaba, por lo que (aunque con cierto riesgo) era la asociación ideal para la marca. De este modo, teniendo clara la palabra clave y la personalidad a expresar, se desarrolló una identidad verbal propia, que fuese representativa de gRILLAERA y se identificara con esta claramente.

Gestión
Total

Desde que arranca el negocio, se lleva a cabo una implementación completa de la marca con varios test y pruebas sobre los que se fueron desarrollando los elementos más descabellados que se proponían y se daba rienda suelta a la construcción de una narrativa única que gustaba y divertía a todos.

Desde inaugurar con un concierto heavy a la paulatina inclusión de shows y eventos, nada se dejaba al azar, todo iba teniendo lugar según señalaba la estrategia de marca. Todo esto desembocó en un continuado lleno del local y una respuesta de la audiencia en redes sociales constante.

UN PRIMER AÑO FRENÉTICO

Contenido
que engancha

Una de las reglas desde el principio era el de crear siempre un contenido para redes sociales que resultase divertido y de calidad; y que la audiencia de gRILLAERA quisiera consumir por puro entretenimiento.

Así, todo el contenido se convertía en un factor publicitario muy seductor, sin la necesidad de ser campañas o spots ex professo (que también las había y las hay, pero solo para tratar cuestiones específicas y no para publicitar el día a día).

Sinergias con
Youtubers
Nacionales

La acción con mayor repercusión del primer año fue la realización de una competición de comer. La 1ª Liga Carnívora tuvo lugar durante cuatro meses donde la audiencia pudo competir a dos niveles: local y profesional.

Para el apartado profesional contamos con los mayores expertos a nivel nacional, que fueron compitiendo a lo largo de estos cuatro meses y que se batieron en una gran final, siendo pioneros y creando una repercusión sin precedentes para un negocio pequeño.

BIENVENIDO AL
GRILLARCADO

Una nueva temporada daba comienzo y se propuso la idea de tematizarla. Ya que esto es «un manicomio lleno de locos» hagamos que se lo pasen bien disfrazándose. Así nació el Grillarcado, cambiando el uniforme por un mono de color rojo y máscaras.
Se crearon nuevos shows y se ampliaron otros ya existentes, la diversión estaba servida con cada plato que se comandaba. Incluso se preparó un show periódico que tenía lugar todos los viernes por la noche.
Este show incluso tenía nombre propio «El atraco de nuestro propio negocio» y en él, los camareros salían del local, se cambiaban de indumentaria, se apagaban las luces y entraban realizando un pequeño teatro que causaba una gran expectación entre los comensales.
Tanto fue así que el viernes noche se convirtió en el momento más aclamado de gRILLAERA, con mayor número de reservas y con mayores llenos semana tras semana. El show al servicio de la audiencia.

EL AMOR, PARA OTRA
MARCA. #DISASTERLOVE

Otro evento llevado a cabo fue un San Valentín muy peculiar. Aquí no invitábamos a las parejas a venir, sino que proponíamos que gente desconocida cenara junta. Porque el amor es para otras marcas.

Y quedó tan palpable que ninguna paraje se formalizó tras llevar a cabo la acción, eso sí, todos pasaron una velada muy divertida compartiendo su soltería en pleno San Valentín. 

Una mutación
constante

Como dijo Heráclito, todo fluye, nada permanece inmutable. Y esta máxima se cumple en gRILLAERA a raja tabla. Lo único sagrado es que no hay nada sagrado. Bueno una cosa sí, la calidad de la comida, esa es sagrada, pero es lo único sagrado.

Dada la flexibilidad que permite la marca, son constante las pruebas de nuevas acciones y shows, comprobando como encajan, corrigiendo cuando no construyen en la dirección adecuada y dejándolos fluir cuando funcionan a la perfección.

EL COMIENZO DE LA
CONQUISTA DE MÁLAGA

Visto el éxito cosechado con el primer local en una ciudad pequeña como es Algeciras, se decidió dar el salto a una ciudad con más población, con vistas puesta en un futuro de múltiples ampliaciones.
Para ello, se llevó a cabo una campaña difusión y varios test de aceptabilidad del público malagueño, comprando si a priori era un paso adecuado a tomar. Tras las pruebas todo parece indicar que sí y pronto verá la luz.

HASTA LUEGO
GRILLARCADO,
HOLA 90´S EVERYDAYS

Nos planteamos una nueva temática más colorida, que nos permitiera otro tipos de juegos y shows, con los que explorar nuevas líneas de expresión. Así llegamos a recuperar los años 90.
Desde el nuevo y hawaiano uniforme a una nueva muestra de la carta, pasando por la lista musical centrada en los grandes éxitos de esta época. Cada detalle se cuidaba para que la temática quedase bien implementada e hiciera las delicias de la audiencia.

Un verano lleno
de personajes
y explosión de
shows

Con la temática noventera llega un nuevo show cada viernes. En este caso un flashmob, en un momento concreto de la noche hay un cambio brusco en la música y todos los camareros dejan lo que están haciendo para realizar juntos una coreografía.

De la mano, también llegaron un nuevo montón de máscaras, que se van paseando cada día entre los comensales, cada uno con su propio estilo de show. Abriendo el abanico de diversión y siendo cada día más demandado por los clientes.

SEGUNDO ANIVERSARIO

Tras un segundo año cargado de cosas buenas en general, a pesar del brusco cambio que supuso la pandemia, decidimos celebrarlo con la inclusión de un toro mecánico dentro del local.

Durante todo un día, retamos a nuestra audiencia a ser capaz de aguantar sobre el toro, sin caerse, para conseguir un premio. Por supuesto, está acción se llevó a cabo realizando todos los protocolos higiénicos y de seguridad.
Diversión y muchas risas en un día muy especial para gRILLAERA y que, con Málaga ya empezando a ser palpable, marcaba un punto de inflexión en el rumbo de la marca.

Se vislumbraba un tercer año complejo, a caballo entre lidiar con la pandemia y el ser capaz de afrontar y llevar a cabo los nuevos retos propuestos. Una decisión importante era la vuelta a los orígenes (al manicomio y las camisas de fuerza) para, a partir de ahí, desatar una nueva locura.

EL SHOW,
TAMBIÉN EN CASA

Dada la situación, se decidió llevar a cabo una nueva forma de hacer las cosas. Ahora gRILLAERA podía ser enviado a casa. Pero claro, con la condición indispensable de no perder la idiosincrasia propia de la marca.
De este modo, no solo la comida pasó a ser a domicilio, también los clásicos shows que le acompañan. Tras la realización de una App para pedidos a domicilio, se permitía la elección del tipo de show deseado para que llevara el pedido a casa.

QR para vivir
El show en
Primera
Persona

Es interesante la estrategia llevada a cabe en los momentos más delicados de la pandemia. Donde el contacto entre personas estaba muy restringido pero, de algún modo, necesitábamos mantener la esencia de gRILLAERA.

La solución fue grabar diferentes shows y, dependiendo del pedido, entregar al cliente un código QR dónde se reproducía uno de ellos. Esta acción fue recibida con muy buena aceptación al aunar la conciencia social con la diversión sin peder los principios fundamentales de gRILLAERA.

Continuará…

Ocultar texto
Houston, tenemos novedades   Suscríbete

Houston, tenemos novedades

Suscríbete



Apolo.
Propulsora de marcas 

OFFICE
Algeciras, (Cádiz) 11203

C/Ruiz Zorrilla 5, Edificio Doña Lina, Local 1. 

Apolo. 

Propulsora de marcas 

OFFICE 

Algeciras, (Cádiz) 11203 

C/Ruiz Zorrilla 5,

Edificio Doña Lina, Local 1. 

Presidencia y vocales de la aad Asoc. andaluza de diseño.

Colegiados en el único colegio de diseñadores gráfico nacional. 

Miembros de la Asociación de Directores de Arte del FAD.

Único socio 

andaluz en la Asociación 

ESP de Branding. 

Docentes en la escuela de diseño OnLive, La Basad, Barcelona.  

Web programada y diseñada por Apolo. Propulsora de Marcas, obviamente.

Ocultar texto
Calle Ruiz Zorrilla 5,
Edificio Doña Lina, Local 1.
11203. Algeciras (Cádiz)

Calle Ruiz Zorrilla 5,
Edificio Doña Lina, Local 1.
11203. Algeciras (Cádiz)

Síguenos

Solicita presupuesto