Tiempo estimado: 4 min.

Bienvenidos a la era de la desinformación.

Escrito por

David Ruiz

Hoy en día cada uno de nosotros está hiperconectado, ya que estamos conectados permanentemente a la información a través de nuestro móvil o cualquier otro dispositivo. Gran parte de la desinformación que sufrimos se produce en las Redes Sociales más utilizadas del mundo. WhatsApp, Facebook, Twitter e Instagram son algunas por las que sufrimos las llamadas Fake News.

 Siempre hemos vivido con este contenido falso con la intención de engañar o manipular a una población. El Tercer Reich fue uno de los períodos históricos en los que más se usó esta desinformación ya que la propaganda nazi fue un intento para influir en la opinión pública alemana a través del empleo de éstas en los medios de comunicación.

“La desinformación es un elemento que separa y disuelve en vez de construir”, Marcelo Bielsa.

 Ya ha pasado mucho tiempo de lo ocurrido y ahora vivimos en la llamada era de la información, ya que tenemos muy fácil acceso a cualquier tipo de noticias con una velocidad increíble. El poder estar al día en un solo clic es una maravilla, pero, desgraciadamente esta nueva era de la información también es utilizada por personas con fines con peores intenciones.

Actualmente este tema está a la orden del día debido a la situación de debilidad e inestabilidad que tienen las personas debido al COVID-19. El Gobierno de España es uno de los organismos más afectados por las Fake News, incluso ha realizado comunicaciones, como la que os mostramos a continuación, desmintiendo algunos bulos que circulaban por la red.

En una época de desestabilidad e incertidumbre somos muy dados a creer en cualquier noticia que recibimos. Es muy importante verificar la información, ya que muchos de estos bulos pueden atentar contra nuestra salud. Ha habido muchos bulos, principalmente al comienzo de esta crisis sanitaria que donde aparecían, por ejemplo, remedios para combatir el COVID-19 Estos bulos han sido usados por muchas personas que han creído en estas noticias, y que han tenido posteriormente graves problemas de salud.

Por lo tanto, es necesario comprobar toda la información que nos llegue y creer a medios de información que nos aporten cierta credibilidad, ya que en un momento tan delicado como este no podemos permitirnos que la gente caiga en bulos. Es un momento de estar unidos, de olvidarnos de política, ideales, colores o cualquier otro tipo de rivalidad para salir adelante.

Hoy en día cada uno de nosotros está hiperconectado, ya que estamos conectados permanentemente a la información a través de nuestro móvil o cualquier otro dispositivo. Gran parte de la desinformación que sufrimos se produce en las Redes Sociales más utilizadas del mundo. WhatsApp, Facebook, Twitter e Instagram son algunas por las que sufrimos las llamadas Fake News.

 Siempre hemos vivido con este contenido falso con la intención de engañar o manipular a una población. El Tercer Reich fue uno de los períodos históricos en los que más se usó esta desinformación ya que la propaganda nazi fue un intento para influir en la opinión pública alemana a través del empleo de éstas en los medios de comunicación.

“La desinformación es un elemento que separa y disuelve en vez de construir”, Marcelo Bielsa.

 Ya ha pasado mucho tiempo de lo ocurrido y ahora vivimos en la llamada era de la información, ya que tenemos muy fácil acceso a cualquier tipo de noticias con una velocidad increíble. El poder estar al día en un solo clic es una maravilla, pero, desgraciadamente esta nueva era de la información también es utilizada por personas con fines con peores intenciones.

Actualmente este tema está a la orden del día debido a la situación de debilidad e inestabilidad que tienen las personas debido al COVID-19. El Gobierno de España es uno de los organismos más afectados por las Fake News, incluso ha realizado comunicaciones, como la que os mostramos a continuación, desmintiendo algunos bulos que circulaban por la red.

En una época de desestabilidad e incertidumbre somos muy dados a creer en cualquier noticia que recibimos. Es muy importante verificar la información, ya que muchos de estos bulos pueden atentar contra nuestra salud. Ha habido muchos bulos, principalmente al comienzo de esta crisis sanitaria que donde aparecían, por ejemplo, remedios para combatir el COVID-19 Estos bulos han sido usados por muchas personas que han creído en estas noticias, y que han tenido posteriormente graves problemas de salud.

Por lo tanto, es necesario comprobar toda la información que nos llegue y creer a medios de información que nos aporten cierta credibilidad, ya que en un momento tan delicado como este no podemos permitirnos que la gente caiga en bulos. Es un momento de estar unidos, de olvidarnos de política, ideales, colores o cualquier otro tipo de rivalidad para salir adelante.

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Tiempo estimado: 4 min.

Bienvenidos a la era de la desinformación.

Escrito por

David Ruiz

Hoy en día cada uno de nosotros está hiperconectado, ya que estamos conectados permanentemente a la información a través de nuestro móvil o cualquier otro dispositivo. Gran parte de la desinformación que sufrimos se produce en las Redes Sociales más utilizadas del mundo. WhatsApp, Facebook, Twitter e Instagram son algunas por las que sufrimos las llamadas Fake News.

 Siempre hemos vivido con este contenido falso con la intención de engañar o manipular a una población. El Tercer Reich fue uno de los períodos históricos en los que más se usó esta desinformación ya que la propaganda nazi fue un intento para influir en la opinión pública alemana a través del empleo de éstas en los medios de comunicación.

“La desinformación es un elemento que separa y disuelve en vez de construir”, Marcelo Bielsa.

 Ya ha pasado mucho tiempo de lo ocurrido y ahora vivimos en la llamada era de la información, ya que tenemos muy fácil acceso a cualquier tipo de noticias con una velocidad increíble. El poder estar al día en un solo clic es una maravilla, pero, desgraciadamente esta nueva era de la información también es utilizada por personas con fines con peores intenciones.

Actualmente este tema está a la orden del día debido a la situación de debilidad e inestabilidad que tienen las personas debido al COVID-19. El Gobierno de España es uno de los organismos más afectados por las Fake News, incluso ha realizado comunicaciones, como la que os mostramos a continuación, desmintiendo algunos bulos que circulaban por la red.

En una época de desestabilidad e incertidumbre somos muy dados a creer en cualquier noticia que recibimos. Es muy importante verificar la información, ya que muchos de estos bulos pueden atentar contra nuestra salud. Ha habido muchos bulos, principalmente al comienzo de esta crisis sanitaria que donde aparecían, por ejemplo, remedios para combatir el COVID-19 Estos bulos han sido usados por muchas personas que han creído en estas noticias, y que han tenido posteriormente graves problemas de salud.

Por lo tanto, es necesario comprobar toda la información que nos llegue y creer a medios de información que nos aporten cierta credibilidad, ya que en un momento tan delicado como este no podemos permitirnos que la gente caiga en bulos. Es un momento de estar unidos, de olvidarnos de política, ideales, colores o cualquier otro tipo de rivalidad para salir adelante.

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Tiempo estimado: 4 min.

Bienvenidos a la era de la desinformación.

Escrito por

David Ruiz

Hoy en día cada uno de nosotros está hiperconectado, ya que estamos conectados permanentemente a la información a través de nuestro móvil o cualquier otro dispositivo. Gran parte de la desinformación que sufrimos se produce en las Redes Sociales más utilizadas del mundo. WhatsApp, Facebook, Twitter e Instagram son algunas por las que sufrimos las llamadas Fake News.

 Siempre hemos vivido con este contenido falso con la intención de engañar o manipular a una población. El Tercer Reich fue uno de los períodos históricos en los que más se usó esta desinformación ya que la propaganda nazi fue un intento para influir en la opinión pública alemana a través del empleo de éstas en los medios de comunicación.

“La desinformación es un elemento que separa y disuelve en vez de construir”, Marcelo Bielsa.

 Ya ha pasado mucho tiempo de lo ocurrido y ahora vivimos en la llamada era de la información, ya que tenemos muy fácil acceso a cualquier tipo de noticias con una velocidad increíble. El poder estar al día en un solo clic es una maravilla, pero, desgraciadamente esta nueva era de la información también es utilizada por personas con fines con peores intenciones.

Actualmente este tema está a la orden del día debido a la situación de debilidad e inestabilidad que tienen las personas debido al COVID-19. El Gobierno de España es uno de los organismos más afectados por las Fake News, incluso ha realizado comunicaciones, como la que os mostramos a continuación, desmintiendo algunos bulos que circulaban por la red.

En una época de desestabilidad e incertidumbre somos muy dados a creer en cualquier noticia que recibimos. Es muy importante verificar la información, ya que muchos de estos bulos pueden atentar contra nuestra salud. Ha habido muchos bulos, principalmente al comienzo de esta crisis sanitaria que donde aparecían, por ejemplo, remedios para combatir el COVID-19 Estos bulos han sido usados por muchas personas que han creído en estas noticias, y que han tenido posteriormente graves problemas de salud.

Por lo tanto, es necesario comprobar toda la información que nos llegue y creer a medios de información que nos aporten cierta credibilidad, ya que en un momento tan delicado como este no podemos permitirnos que la gente caiga en bulos. Es un momento de estar unidos, de olvidarnos de política, ideales, colores o cualquier otro tipo de rivalidad para salir adelante.

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.