Tiempo estimado: 4 min.

Branding Emocional: Ejemplos y Cómo Aplicarlo

Escrito por

Apolo. Propulsora de Marcas

Somos humanos y, como tal, tenemos sentimientos y emociones. ¿Qué ocurriría si orientáramos nuestra estrategia de branding a estas emociones? Hoy lo descubriremos mediante el concepto de branding emocional, donde veremos cómo debe aplicarse y algunos ejemplos que nos clarifiquen cómo usarlo adecuadamente.

¿Qué es el branding emocional?

Pero mejor si comenzamos con una pequeña definición conceptual. El branding emocional es la estrategia de marca que trata de generar un vínculo emocional con los consumidores, obteniendo así una relación más cercana entra marca y clientes.

Esta estrategia nace del planteamiento de que uno de los motivadores más fuertes en los humanos son las emociones. A diario tomamos una gran cantidad de decisiones en base exclusivamente a nuestras emociones.

Si extrapolamos esta situación a nuestro espectro comercial, se pueden obtener grandes réditos de generar una relación emocional con nuestros consumidores. Sin embargo, no nos engañemos, no servirá solo con decir que “vibramos en la misma frecuencia” que nuestro público.

Debe plasmarse en acciones aquello que decimos, y conseguir que realmente sientan que nuestra marca se identifica plenamente con sus emociones, que tiene su propia personalidad de marca y generar así esa misma relación emocional que podemos llegar a entablar con otro humano.

Cómo aplicar el branding emocional

Sabemos la definición, pero es muy importante saber cómo integrar estas estrategias en nuestra estrategia general de branding. A continuación, explicaremos las diferentes acciones que podemos llevar a cabo para integrar adecuadamente el branding emocional en nuestra marca.

Diseño de la estrategia

Por supuesto, el primer paso consiste en diseñar la estrategia de branding emocional, siempre alineada con nuestra Misión, Visión y Valores, así como con la estrategia de branding general. Al fin y al cabo, es una vía de actuación dentro de esta misma.

Aspecto visual – Clave en el plano emocional

Los seres humanos usamos el sentido de la vista como uno de los principales; además, si le sumamos que cada vez requerimos de mayores estímulos visuales para captar nuestra atención, el aspecto visual en nuestra estrategia de branding emocional cobra una gran relevancia.

Esto implica desde configurar una adecuada identidad visual, hasta cualquier comunicación, acción, branded content o contacto de la marca, transmitiendo en todos ellos el plano emocional con el que queremos conectar con nuestros consumidores. Esto supone ser tremendamente preciso en cada posible contacto.

Contactos personalizados bidireccionales

Cualquier contacto de una marca con sus consumidores es una potente oportunidad de generar un nexo con su cliente. Esto no solo se limita a llamadas o mensajes directos: se considera contacto cualquier conocimiento, interacción o estímulo que provoca o puede provocar la marca en nuestro consumidor.

Por tanto, debemos prestar atención a cada detalle, tratando en todo momento que perciban la marca como un ente con su propia personalidad y emociones. Sin embargo, si queremos lograrlo, también deberemos de tratar de forma personal a nuestros clientes. Recuerda: no son un número más. Tanto ellos como nuestra marca tienen sus propias emociones.

Ejemplos de branding emocional

  • Psicología del color: Es un simple ejemplo, donde a través del color logramos transmitir emociones. Gracias al amplio abanico de colores de los que se dispone, podemos tratar de inspirar diferentes emociones en nuestros consumidores: confianza, comodidad, ilusión, o esperanza.

  • Google: una tremenda campaña de branding emocional es la conocida “nuestro año en búsquedas”, que resume las búsquedas más realizadas por todos los usuarios del buscador universal. Pretenden así dar la sensación de comunidad y acercamiento personal, recordando cómo soluciona nuestras consultas a diario.

  • Uber: En Reino Unido, durante la reciente pandemia de COVID, la empresa ofreció envíos de alimentos y trayectos gratis para personas mayores y personal médico, mostrándose implicado con el contexto socio-sanitario. Durante la pandemia muchas personas han mostrado su lado más humano, ayudándose entre ellos; Uber fue uno más, demostrando tener sus propios sentimientos y emociones.

¿Quieres descubrir el branding emocional que llevamos a cabo en una agencia de branding profesional? No dudes en explorar nuestros casos de éxito e intenta dilucidar las campañas y estrategias que hemos realizado. ¡Mucha suerte!

Somos humanos y, como tal, tenemos sentimientos y emociones. ¿Qué ocurriría si orientáramos nuestra estrategia de branding a estas emociones? Hoy lo descubriremos mediante el concepto de branding emocional, donde veremos cómo debe aplicarse y algunos ejemplos que nos clarifiquen cómo usarlo adecuadamente.

¿Qué es el branding emocional?

Pero mejor si comenzamos con una pequeña definición conceptual. El branding emocional es la estrategia de marca que trata de generar un vínculo emocional con los consumidores, obteniendo así una relación más cercana entra marca y clientes.

Esta estrategia nace del planteamiento de que uno de los motivadores más fuertes en los humanos son las emociones. A diario tomamos una gran cantidad de decisiones en base exclusivamente a nuestras emociones.

Si extrapolamos esta situación a nuestro espectro comercial, se pueden obtener grandes réditos de generar una relación emocional con nuestros consumidores. Sin embargo, no nos engañemos, no servirá solo con decir que “vibramos en la misma frecuencia” que nuestro público.

Debe plasmarse en acciones aquello que decimos, y conseguir que realmente sientan que nuestra marca se identifica plenamente con sus emociones, que tiene su propia personalidad de marca y generar así esa misma relación emocional que podemos llegar a entablar con otro humano.

Cómo aplicar el branding emocional

Sabemos la definición, pero es muy importante saber cómo integrar estas estrategias en nuestra estrategia general de branding. A continuación, explicaremos las diferentes acciones que podemos llevar a cabo para integrar adecuadamente el branding emocional en nuestra marca.

Diseño de la estrategia

Por supuesto, el primer paso consiste en diseñar la estrategia de branding emocional, siempre alineada con nuestra Misión, Visión y Valores, así como con la estrategia de branding general. Al fin y al cabo, es una vía de actuación dentro de esta misma.

Aspecto visual – Clave en el plano emocional

Los seres humanos usamos el sentido de la vista como uno de los principales; además, si le sumamos que cada vez requerimos de mayores estímulos visuales para captar nuestra atención, el aspecto visual en nuestra estrategia de branding emocional cobra una gran relevancia.

Esto implica desde configurar una adecuada identidad visual, hasta cualquier comunicación, acción, branded content o contacto de la marca, transmitiendo en todos ellos el plano emocional con el que queremos conectar con nuestros consumidores. Esto supone ser tremendamente preciso en cada posible contacto.

Contactos personalizados bidireccionales

Cualquier contacto de una marca con sus consumidores es una potente oportunidad de generar un nexo con su cliente. Esto no solo se limita a llamadas o mensajes directos: se considera contacto cualquier conocimiento, interacción o estímulo que provoca o puede provocar la marca en nuestro consumidor.

Por tanto, debemos prestar atención a cada detalle, tratando en todo momento que perciban la marca como un ente con su propia personalidad y emociones. Sin embargo, si queremos lograrlo, también deberemos de tratar de forma personal a nuestros clientes. Recuerda: no son un número más. Tanto ellos como nuestra marca tienen sus propias emociones.

Ejemplos de branding emocional

  • Psicología del color: Es un simple ejemplo, donde a través del color logramos transmitir emociones. Gracias al amplio abanico de colores de los que se dispone, podemos tratar de inspirar diferentes emociones en nuestros consumidores: confianza, comodidad, ilusión, o esperanza.

  • Google: una tremenda campaña de branding emocional es la conocida “nuestro año en búsquedas”, que resume las búsquedas más realizadas por todos los usuarios del buscador universal. Pretenden así dar la sensación de comunidad y acercamiento personal, recordando cómo soluciona nuestras consultas a diario.

  • Uber: En Reino Unido, durante la reciente pandemia de COVID, la empresa ofreció envíos de alimentos y trayectos gratis para personas mayores y personal médico, mostrándose implicado con el contexto socio-sanitario. Durante la pandemia muchas personas han mostrado su lado más humano, ayudándose entre ellos; Uber fue uno más, demostrando tener sus propios sentimientos y emociones.

¿Quieres descubrir el branding emocional que llevamos a cabo en una agencia de branding profesional? No dudes en explorar nuestros casos de éxito e intenta dilucidar las campañas y estrategias que hemos realizado. ¡Mucha suerte!

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

Branding Emocional: Ejemplos y Cómo Aplicarlo

Escrito por

Apolo. Propulsora de Marcas

Somos humanos y, como tal, tenemos sentimientos y emociones. ¿Qué ocurriría si orientáramos nuestra estrategia de branding a estas emociones? Hoy lo descubriremos mediante el concepto de branding emocional, donde veremos cómo debe aplicarse y algunos ejemplos que nos clarifiquen cómo usarlo adecuadamente.

¿Qué es el branding emocional?

Pero mejor si comenzamos con una pequeña definición conceptual. El branding emocional es la estrategia de marca que trata de generar un vínculo emocional con los consumidores, obteniendo así una relación más cercana entra marca y clientes.

Esta estrategia nace del planteamiento de que uno de los motivadores más fuertes en los humanos son las emociones. A diario tomamos una gran cantidad de decisiones en base exclusivamente a nuestras emociones.

Si extrapolamos esta situación a nuestro espectro comercial, se pueden obtener grandes réditos de generar una relación emocional con nuestros consumidores. Sin embargo, no nos engañemos, no servirá solo con decir que “vibramos en la misma frecuencia” que nuestro público.

Debe plasmarse en acciones aquello que decimos, y conseguir que realmente sientan que nuestra marca se identifica plenamente con sus emociones, que tiene su propia personalidad de marca y generar así esa misma relación emocional que podemos llegar a entablar con otro humano.

Cómo aplicar el branding emocional

Sabemos la definición, pero es muy importante saber cómo integrar estas estrategias en nuestra estrategia general de branding. A continuación, explicaremos las diferentes acciones que podemos llevar a cabo para integrar adecuadamente el branding emocional en nuestra marca.

Diseño de la estrategia

Por supuesto, el primer paso consiste en diseñar la estrategia de branding emocional, siempre alineada con nuestra Misión, Visión y Valores, así como con la estrategia de branding general. Al fin y al cabo, es una vía de actuación dentro de esta misma.

Aspecto visual – Clave en el plano emocional

Los seres humanos usamos el sentido de la vista como uno de los principales; además, si le sumamos que cada vez requerimos de mayores estímulos visuales para captar nuestra atención, el aspecto visual en nuestra estrategia de branding emocional cobra una gran relevancia.

Esto implica desde configurar una adecuada identidad visual, hasta cualquier comunicación, acción, branded content o contacto de la marca, transmitiendo en todos ellos el plano emocional con el que queremos conectar con nuestros consumidores. Esto supone ser tremendamente preciso en cada posible contacto.

Contactos personalizados bidireccionales

Cualquier contacto de una marca con sus consumidores es una potente oportunidad de generar un nexo con su cliente. Esto no solo se limita a llamadas o mensajes directos: se considera contacto cualquier conocimiento, interacción o estímulo que provoca o puede provocar la marca en nuestro consumidor.

Por tanto, debemos prestar atención a cada detalle, tratando en todo momento que perciban la marca como un ente con su propia personalidad y emociones. Sin embargo, si queremos lograrlo, también deberemos de tratar de forma personal a nuestros clientes. Recuerda: no son un número más. Tanto ellos como nuestra marca tienen sus propias emociones.

Ejemplos de branding emocional

  • Psicología del color: Es un simple ejemplo, donde a través del color logramos transmitir emociones. Gracias al amplio abanico de colores de los que se dispone, podemos tratar de inspirar diferentes emociones en nuestros consumidores: confianza, comodidad, ilusión, o esperanza.

  • Google: una tremenda campaña de branding emocional es la conocida “nuestro año en búsquedas”, que resume las búsquedas más realizadas por todos los usuarios del buscador universal. Pretenden así dar la sensación de comunidad y acercamiento personal, recordando cómo soluciona nuestras consultas a diario.

  • Uber: En Reino Unido, durante la reciente pandemia de COVID, la empresa ofreció envíos de alimentos y trayectos gratis para personas mayores y personal médico, mostrándose implicado con el contexto socio-sanitario. Durante la pandemia muchas personas han mostrado su lado más humano, ayudándose entre ellos; Uber fue uno más, demostrando tener sus propios sentimientos y emociones.

¿Quieres descubrir el branding emocional que llevamos a cabo en una agencia de branding profesional? No dudes en explorar nuestros casos de éxito e intenta dilucidar las campañas y estrategias que hemos realizado. ¡Mucha suerte!

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

Branding Emocional: Ejemplos y Cómo Aplicarlo

Escrito por

Apolo. Propulsora de Marcas

Somos humanos y, como tal, tenemos sentimientos y emociones. ¿Qué ocurriría si orientáramos nuestra estrategia de branding a estas emociones? Hoy lo descubriremos mediante el concepto de branding emocional, donde veremos cómo debe aplicarse y algunos ejemplos que nos clarifiquen cómo usarlo adecuadamente.

¿Qué es el branding emocional?

Pero mejor si comenzamos con una pequeña definición conceptual. El branding emocional es la estrategia de marca que trata de generar un vínculo emocional con los consumidores, obteniendo así una relación más cercana entra marca y clientes.

Esta estrategia nace del planteamiento de que uno de los motivadores más fuertes en los humanos son las emociones. A diario tomamos una gran cantidad de decisiones en base exclusivamente a nuestras emociones.

Si extrapolamos esta situación a nuestro espectro comercial, se pueden obtener grandes réditos de generar una relación emocional con nuestros consumidores. Sin embargo, no nos engañemos, no servirá solo con decir que “vibramos en la misma frecuencia” que nuestro público.

Debe plasmarse en acciones aquello que decimos, y conseguir que realmente sientan que nuestra marca se identifica plenamente con sus emociones, que tiene su propia personalidad de marca y generar así esa misma relación emocional que podemos llegar a entablar con otro humano.

Cómo aplicar el branding emocional

Sabemos la definición, pero es muy importante saber cómo integrar estas estrategias en nuestra estrategia general de branding. A continuación, explicaremos las diferentes acciones que podemos llevar a cabo para integrar adecuadamente el branding emocional en nuestra marca.

Diseño de la estrategia

Por supuesto, el primer paso consiste en diseñar la estrategia de branding emocional, siempre alineada con nuestra Misión, Visión y Valores, así como con la estrategia de branding general. Al fin y al cabo, es una vía de actuación dentro de esta misma.

Aspecto visual – Clave en el plano emocional

Los seres humanos usamos el sentido de la vista como uno de los principales; además, si le sumamos que cada vez requerimos de mayores estímulos visuales para captar nuestra atención, el aspecto visual en nuestra estrategia de branding emocional cobra una gran relevancia.

Esto implica desde configurar una adecuada identidad visual, hasta cualquier comunicación, acción, branded content o contacto de la marca, transmitiendo en todos ellos el plano emocional con el que queremos conectar con nuestros consumidores. Esto supone ser tremendamente preciso en cada posible contacto.

Contactos personalizados bidireccionales

Cualquier contacto de una marca con sus consumidores es una potente oportunidad de generar un nexo con su cliente. Esto no solo se limita a llamadas o mensajes directos: se considera contacto cualquier conocimiento, interacción o estímulo que provoca o puede provocar la marca en nuestro consumidor.

Por tanto, debemos prestar atención a cada detalle, tratando en todo momento que perciban la marca como un ente con su propia personalidad y emociones. Sin embargo, si queremos lograrlo, también deberemos de tratar de forma personal a nuestros clientes. Recuerda: no son un número más. Tanto ellos como nuestra marca tienen sus propias emociones.

Ejemplos de branding emocional

  • Psicología del color: Es un simple ejemplo, donde a través del color logramos transmitir emociones. Gracias al amplio abanico de colores de los que se dispone, podemos tratar de inspirar diferentes emociones en nuestros consumidores: confianza, comodidad, ilusión, o esperanza.

  • Google: una tremenda campaña de branding emocional es la conocida “nuestro año en búsquedas”, que resume las búsquedas más realizadas por todos los usuarios del buscador universal. Pretenden así dar la sensación de comunidad y acercamiento personal, recordando cómo soluciona nuestras consultas a diario.

  • Uber: En Reino Unido, durante la reciente pandemia de COVID, la empresa ofreció envíos de alimentos y trayectos gratis para personas mayores y personal médico, mostrándose implicado con el contexto socio-sanitario. Durante la pandemia muchas personas han mostrado su lado más humano, ayudándose entre ellos; Uber fue uno más, demostrando tener sus propios sentimientos y emociones.

¿Quieres descubrir el branding emocional que llevamos a cabo en una agencia de branding profesional? No dudes en explorar nuestros casos de éxito e intenta dilucidar las campañas y estrategias que hemos realizado. ¡Mucha suerte!

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.