Tiempo estimado: 4 min.

Confinamiento y teletrabajo.

Escrito por

Apolo. Propulsora de Marcas

Ya tocaba hablar un poco sobre este tema, que ahora mismo, por desgracia de la situación del momento, estamos realizando un gran porcentaje de la población española.

Y es que desde la llegada de nuestro no gran amigo COVID-19, la mayoría hemos tenido que recurrir al teletrabajo. Por si no sabéis que es (que lo dudo), la Wikipedia lo define como “El teletrabajo, o trabajo a distancia, permite trabajar en un lugar diferente a la oficina. El trabajo se realiza en un lugar alejado de las oficinas centrales o de las instalaciones de producción, mediante la utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TICs).”

Llegados a este punto la mayoría habréis dicho, “¡Qué bien! A trabajar desde casa con el pijamita puesto”, y aunque ciertamente sea así, vamos a hablar un poco sobre el tema y las diferencias que pueden acarrear esta modalidad de trabajo.

Por un lado, tenemos ciertas ventajas que no tenemos frente al trabajo habitual, como por ejemplo mayor autonomía, flexibilidad y movilidad, así como el aumento de la vida familiar, menor estrés, poder elegir el entorno de trabajo, más tiempo libre…etc

Visto así, la mayoría puede pensar que esto bueno, y aunque, en cierto modo lo sea, también puede acarrear unas desventajas, tales como, promoción el sedentarismo, distracciones por el entorno, horarios ilimitados durante toda la semana…

Con esto hablamos de que el teletrabajo para esta época es la solución para que las empresas puedan seguir funcionando durante este confinamiento, pero también tenemos que tener unas ideas claras y una gran convicción para poder realizar bien nuestro trabajo, para ello, lo mejor es focalizarse en un horario fijo, normalmente el que uses en la oficina, y tomar descansos para descansar la vista y moverse un poco.

Para la gran mayoría que teletrabaja, su puesto de trabajo también será su lugar de ocio, así que lo mejor es tomar descansos y/o cambiar, si es posible, la ubicación de donde se trabaje y donde realices tus descansos.

Por mi parte yo prefiero el trabajo tradicional, que, aunque quite “tiempo social”, prefiero estar con el equipo en la oficina, ya que, para mí, la comunicación y el trabajo en equipo son fundamentales; y la convivencia, siempre que sea buena, es un punto a favor que el teletrabajo nunca podrá superar.

En resumen, aunque estemos viviendo una época un tanto peculiar, todo volverá a la normalidad, así que para que todo se haga más ameno no caigáis en una rutina repetitiva y cambiad pequeños detalles para que el día a día sea más ameno.

Ya tocaba hablar un poco sobre este tema, que ahora mismo, por desgracia de la situación del momento, estamos realizando un gran porcentaje de la población española.

Y es que desde la llegada de nuestro no gran amigo COVID-19, la mayoría hemos tenido que recurrir al teletrabajo. Por si no sabéis que es (que lo dudo), la Wikipedia lo define como “El teletrabajo, o trabajo a distancia, permite trabajar en un lugar diferente a la oficina. El trabajo se realiza en un lugar alejado de las oficinas centrales o de las instalaciones de producción, mediante la utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TICs).”

Llegados a este punto la mayoría habréis dicho, “¡Qué bien! A trabajar desde casa con el pijamita puesto”, y aunque ciertamente sea así, vamos a hablar un poco sobre el tema y las diferencias que pueden acarrear esta modalidad de trabajo.

Por un lado, tenemos ciertas ventajas que no tenemos frente al trabajo habitual, como por ejemplo mayor autonomía, flexibilidad y movilidad, así como el aumento de la vida familiar, menor estrés, poder elegir el entorno de trabajo, más tiempo libre…etc

Visto así, la mayoría puede pensar que esto bueno, y aunque, en cierto modo lo sea, también puede acarrear unas desventajas, tales como, promoción el sedentarismo, distracciones por el entorno, horarios ilimitados durante toda la semana…

Con esto hablamos de que el teletrabajo para esta época es la solución para que las empresas puedan seguir funcionando durante este confinamiento, pero también tenemos que tener unas ideas claras y una gran convicción para poder realizar bien nuestro trabajo, para ello, lo mejor es focalizarse en un horario fijo, normalmente el que uses en la oficina, y tomar descansos para descansar la vista y moverse un poco.

Para la gran mayoría que teletrabaja, su puesto de trabajo también será su lugar de ocio, así que lo mejor es tomar descansos y/o cambiar, si es posible, la ubicación de donde se trabaje y donde realices tus descansos.

Por mi parte yo prefiero el trabajo tradicional, que, aunque quite “tiempo social”, prefiero estar con el equipo en la oficina, ya que, para mí, la comunicación y el trabajo en equipo son fundamentales; y la convivencia, siempre que sea buena, es un punto a favor que el teletrabajo nunca podrá superar.

En resumen, aunque estemos viviendo una época un tanto peculiar, todo volverá a la normalidad, así que para que todo se haga más ameno no caigáis en una rutina repetitiva y cambiad pequeños detalles para que el día a día sea más ameno.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

Confinamiento y teletrabajo.

Escrito por

Apolo. Propulsora de Marcas

Ya tocaba hablar un poco sobre este tema, que ahora mismo, por desgracia de la situación del momento, estamos realizando un gran porcentaje de la población española.

Y es que desde la llegada de nuestro no gran amigo COVID-19, la mayoría hemos tenido que recurrir al teletrabajo. Por si no sabéis que es (que lo dudo), la Wikipedia lo define como “El teletrabajo, o trabajo a distancia, permite trabajar en un lugar diferente a la oficina. El trabajo se realiza en un lugar alejado de las oficinas centrales o de las instalaciones de producción, mediante la utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TICs).”

Llegados a este punto la mayoría habréis dicho, “¡Qué bien! A trabajar desde casa con el pijamita puesto”, y aunque ciertamente sea así, vamos a hablar un poco sobre el tema y las diferencias que pueden acarrear esta modalidad de trabajo.

Por un lado, tenemos ciertas ventajas que no tenemos frente al trabajo habitual, como por ejemplo mayor autonomía, flexibilidad y movilidad, así como el aumento de la vida familiar, menor estrés, poder elegir el entorno de trabajo, más tiempo libre…etc

Visto así, la mayoría puede pensar que esto bueno, y aunque, en cierto modo lo sea, también puede acarrear unas desventajas, tales como, promoción el sedentarismo, distracciones por el entorno, horarios ilimitados durante toda la semana…

Con esto hablamos de que el teletrabajo para esta época es la solución para que las empresas puedan seguir funcionando durante este confinamiento, pero también tenemos que tener unas ideas claras y una gran convicción para poder realizar bien nuestro trabajo, para ello, lo mejor es focalizarse en un horario fijo, normalmente el que uses en la oficina, y tomar descansos para descansar la vista y moverse un poco.

Para la gran mayoría que teletrabaja, su puesto de trabajo también será su lugar de ocio, así que lo mejor es tomar descansos y/o cambiar, si es posible, la ubicación de donde se trabaje y donde realices tus descansos.

Por mi parte yo prefiero el trabajo tradicional, que, aunque quite “tiempo social”, prefiero estar con el equipo en la oficina, ya que, para mí, la comunicación y el trabajo en equipo son fundamentales; y la convivencia, siempre que sea buena, es un punto a favor que el teletrabajo nunca podrá superar.

En resumen, aunque estemos viviendo una época un tanto peculiar, todo volverá a la normalidad, así que para que todo se haga más ameno no caigáis en una rutina repetitiva y cambiad pequeños detalles para que el día a día sea más ameno.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

Confinamiento y teletrabajo.

Escrito por

Apolo. Propulsora de Marcas

Ya tocaba hablar un poco sobre este tema, que ahora mismo, por desgracia de la situación del momento, estamos realizando un gran porcentaje de la población española.

Y es que desde la llegada de nuestro no gran amigo COVID-19, la mayoría hemos tenido que recurrir al teletrabajo. Por si no sabéis que es (que lo dudo), la Wikipedia lo define como “El teletrabajo, o trabajo a distancia, permite trabajar en un lugar diferente a la oficina. El trabajo se realiza en un lugar alejado de las oficinas centrales o de las instalaciones de producción, mediante la utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TICs).”

Llegados a este punto la mayoría habréis dicho, “¡Qué bien! A trabajar desde casa con el pijamita puesto”, y aunque ciertamente sea así, vamos a hablar un poco sobre el tema y las diferencias que pueden acarrear esta modalidad de trabajo.

Por un lado, tenemos ciertas ventajas que no tenemos frente al trabajo habitual, como por ejemplo mayor autonomía, flexibilidad y movilidad, así como el aumento de la vida familiar, menor estrés, poder elegir el entorno de trabajo, más tiempo libre…etc

Visto así, la mayoría puede pensar que esto bueno, y aunque, en cierto modo lo sea, también puede acarrear unas desventajas, tales como, promoción el sedentarismo, distracciones por el entorno, horarios ilimitados durante toda la semana…

Con esto hablamos de que el teletrabajo para esta época es la solución para que las empresas puedan seguir funcionando durante este confinamiento, pero también tenemos que tener unas ideas claras y una gran convicción para poder realizar bien nuestro trabajo, para ello, lo mejor es focalizarse en un horario fijo, normalmente el que uses en la oficina, y tomar descansos para descansar la vista y moverse un poco.

Para la gran mayoría que teletrabaja, su puesto de trabajo también será su lugar de ocio, así que lo mejor es tomar descansos y/o cambiar, si es posible, la ubicación de donde se trabaje y donde realices tus descansos.

Por mi parte yo prefiero el trabajo tradicional, que, aunque quite “tiempo social”, prefiero estar con el equipo en la oficina, ya que, para mí, la comunicación y el trabajo en equipo son fundamentales; y la convivencia, siempre que sea buena, es un punto a favor que el teletrabajo nunca podrá superar.

En resumen, aunque estemos viviendo una época un tanto peculiar, todo volverá a la normalidad, así que para que todo se haga más ameno no caigáis en una rutina repetitiva y cambiad pequeños detalles para que el día a día sea más ameno.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.