Tiempo estimado: 4 min.

Desarrollando la Identidad Visual de tu Marca: 7 Pasos Clave

Escrito por

Núria López

La identidad visual es uno de los elementos más destacados de la marca, define como se verá y expresará en el mundo. Por eso realizar los pasos de creación correctamente, marca el camino hacia el éxito o el fracaso. Definir colores, tipografías, look&feel... las posibilidades son infinitas como para dejarlo todo al azar. En el siguiente artículo te explico las 7 fases que componen el proceso de desarrollo de una identidad visual de marca.

1. Investigación y Análisis

Cuando trabajas con una estrategia de marca sabes que las decisiones que tomas (sobre la identidad) se construyen en la dirección correcta. Antes de sumergirnos en el diseño, dedicamos tiempo a investigar y analizar diversos aspectos de la marca y de la estrategia. Examinamos su historia, valores, audiencia objetivo, competencia y tendencias del mercado. Esta investigación nos proporciona una base sólida para el desarrollo de la identidad.

2. Definición de Objetivos

En conjunto con estrategia, establecemos los objetivos de la identidad: ¿Qué emociones o mensajes se desea transmitir? ¿Cómo quieren que los clientes perciban la marca? Definir estas metas específicas ayudará a dirigir el proceso de diseño de manera efectiva.

3. Creación del Concepto

Transformamos la información recopilada en ideas tangibles. Desarrollamos los conceptos de diseño que reflejen la esencia y los valores de la marca; traducimos esas ideas en expresión visual, donde exploramos opciones de color, tipografía, forma y otros elementos visuales clave que no ayudará a definir la identidad.

4. Diseño y desarrollo de la Identidad Visual

Una vez con el concepto definido, es hora de crear los elementos visuales específicos de la marca. Esto puede incluir desde el diseño del logotipo, selección de colores, tipografías, patrones hasta otros elementos gráficos o sistemas que darán vida a la identidad.

5. Implementación y Pruebas

Una vez completado el diseño, hay que testear para evaluar su efectividad y coherencia. Con diferentes pruebas en diferentes escenarios, nos aseguramnos que la identidad visual funcione en una gran variedad de puntos de contacto: Web corporativa, papeleria, piezas de comunicación, redes sociales…

6. Refinamiento Continuo

Pero aquí no acaba el proyecto, la marca y en este caso la identidad visual no es estática, es un ente vivo y evoluciona con el tiempo. Siempre tiene que estar abierto a realizar ajustes y refinamientos según sea necesario para mantenerla relevante y efectiva a medida que la marca crece, evoluciona y se desarrolla.

7. El Brand book.

Finalmente, documentamos todos los aspectos de la marca en un manual corporativo, que marca las pautas de comportamiento y estilo de la marca.. Esta guía servirá como referencia para garantizar la coherencia en todos los puntos de contacto y para cualquier persona que trabaje en su aplicación, tanto interna o externa a tu empresa.

Desarrollar una identidad visual sólida y coherente es fundamental para el éxito a largo plazo de tu marca, y desde Apolo te podemos ayudar a propulsar tu identidad visual. ¡Recuerda, tu identidad visual es la cara de tu marca ante el mundo!

La identidad visual es uno de los elementos más destacados de la marca, define como se verá y expresará en el mundo. Por eso realizar los pasos de creación correctamente, marca el camino hacia el éxito o el fracaso. Definir colores, tipografías, look&feel... las posibilidades son infinitas como para dejarlo todo al azar. En el siguiente artículo te explico las 7 fases que componen el proceso de desarrollo de una identidad visual de marca.

1. Investigación y Análisis

Cuando trabajas con una estrategia de marca sabes que las decisiones que tomas (sobre la identidad) se construyen en la dirección correcta. Antes de sumergirnos en el diseño, dedicamos tiempo a investigar y analizar diversos aspectos de la marca y de la estrategia. Examinamos su historia, valores, audiencia objetivo, competencia y tendencias del mercado. Esta investigación nos proporciona una base sólida para el desarrollo de la identidad.

2. Definición de Objetivos

En conjunto con estrategia, establecemos los objetivos de la identidad: ¿Qué emociones o mensajes se desea transmitir? ¿Cómo quieren que los clientes perciban la marca? Definir estas metas específicas ayudará a dirigir el proceso de diseño de manera efectiva.

3. Creación del Concepto

Transformamos la información recopilada en ideas tangibles. Desarrollamos los conceptos de diseño que reflejen la esencia y los valores de la marca; traducimos esas ideas en expresión visual, donde exploramos opciones de color, tipografía, forma y otros elementos visuales clave que no ayudará a definir la identidad.

4. Diseño y desarrollo de la Identidad Visual

Una vez con el concepto definido, es hora de crear los elementos visuales específicos de la marca. Esto puede incluir desde el diseño del logotipo, selección de colores, tipografías, patrones hasta otros elementos gráficos o sistemas que darán vida a la identidad.

5. Implementación y Pruebas

Una vez completado el diseño, hay que testear para evaluar su efectividad y coherencia. Con diferentes pruebas en diferentes escenarios, nos aseguramnos que la identidad visual funcione en una gran variedad de puntos de contacto: Web corporativa, papeleria, piezas de comunicación, redes sociales…

6. Refinamiento Continuo

Pero aquí no acaba el proyecto, la marca y en este caso la identidad visual no es estática, es un ente vivo y evoluciona con el tiempo. Siempre tiene que estar abierto a realizar ajustes y refinamientos según sea necesario para mantenerla relevante y efectiva a medida que la marca crece, evoluciona y se desarrolla.

7. El Brand book.

Finalmente, documentamos todos los aspectos de la marca en un manual corporativo, que marca las pautas de comportamiento y estilo de la marca.. Esta guía servirá como referencia para garantizar la coherencia en todos los puntos de contacto y para cualquier persona que trabaje en su aplicación, tanto interna o externa a tu empresa.

Desarrollar una identidad visual sólida y coherente es fundamental para el éxito a largo plazo de tu marca, y desde Apolo te podemos ayudar a propulsar tu identidad visual. ¡Recuerda, tu identidad visual es la cara de tu marca ante el mundo!

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Tiempo estimado: 4 min.

Desarrollando la Identidad Visual de tu Marca: 7 Pasos Clave

Escrito por

Núria López

La identidad visual es uno de los elementos más destacados de la marca, define como se verá y expresará en el mundo. Por eso realizar los pasos de creación correctamente, marca el camino hacia el éxito o el fracaso. Definir colores, tipografías, look&feel... las posibilidades son infinitas como para dejarlo todo al azar. En el siguiente artículo te explico las 7 fases que componen el proceso de desarrollo de una identidad visual de marca.

1. Investigación y Análisis

Cuando trabajas con una estrategia de marca sabes que las decisiones que tomas (sobre la identidad) se construyen en la dirección correcta. Antes de sumergirnos en el diseño, dedicamos tiempo a investigar y analizar diversos aspectos de la marca y de la estrategia. Examinamos su historia, valores, audiencia objetivo, competencia y tendencias del mercado. Esta investigación nos proporciona una base sólida para el desarrollo de la identidad.

2. Definición de Objetivos

En conjunto con estrategia, establecemos los objetivos de la identidad: ¿Qué emociones o mensajes se desea transmitir? ¿Cómo quieren que los clientes perciban la marca? Definir estas metas específicas ayudará a dirigir el proceso de diseño de manera efectiva.

3. Creación del Concepto

Transformamos la información recopilada en ideas tangibles. Desarrollamos los conceptos de diseño que reflejen la esencia y los valores de la marca; traducimos esas ideas en expresión visual, donde exploramos opciones de color, tipografía, forma y otros elementos visuales clave que no ayudará a definir la identidad.

4. Diseño y desarrollo de la Identidad Visual

Una vez con el concepto definido, es hora de crear los elementos visuales específicos de la marca. Esto puede incluir desde el diseño del logotipo, selección de colores, tipografías, patrones hasta otros elementos gráficos o sistemas que darán vida a la identidad.

5. Implementación y Pruebas

Una vez completado el diseño, hay que testear para evaluar su efectividad y coherencia. Con diferentes pruebas en diferentes escenarios, nos aseguramnos que la identidad visual funcione en una gran variedad de puntos de contacto: Web corporativa, papeleria, piezas de comunicación, redes sociales…

6. Refinamiento Continuo

Pero aquí no acaba el proyecto, la marca y en este caso la identidad visual no es estática, es un ente vivo y evoluciona con el tiempo. Siempre tiene que estar abierto a realizar ajustes y refinamientos según sea necesario para mantenerla relevante y efectiva a medida que la marca crece, evoluciona y se desarrolla.

7. El Brand book.

Finalmente, documentamos todos los aspectos de la marca en un manual corporativo, que marca las pautas de comportamiento y estilo de la marca.. Esta guía servirá como referencia para garantizar la coherencia en todos los puntos de contacto y para cualquier persona que trabaje en su aplicación, tanto interna o externa a tu empresa.

Desarrollar una identidad visual sólida y coherente es fundamental para el éxito a largo plazo de tu marca, y desde Apolo te podemos ayudar a propulsar tu identidad visual. ¡Recuerda, tu identidad visual es la cara de tu marca ante el mundo!

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

Desarrollando la Identidad Visual de tu Marca: 7 Pasos Clave

Escrito por

Núria López

La identidad visual es uno de los elementos más destacados de la marca, define como se verá y expresará en el mundo. Por eso realizar los pasos de creación correctamente, marca el camino hacia el éxito o el fracaso. Definir colores, tipografías, look&feel... las posibilidades son infinitas como para dejarlo todo al azar. En el siguiente artículo te explico las 7 fases que componen el proceso de desarrollo de una identidad visual de marca.

1. Investigación y Análisis

Cuando trabajas con una estrategia de marca sabes que las decisiones que tomas (sobre la identidad) se construyen en la dirección correcta. Antes de sumergirnos en el diseño, dedicamos tiempo a investigar y analizar diversos aspectos de la marca y de la estrategia. Examinamos su historia, valores, audiencia objetivo, competencia y tendencias del mercado. Esta investigación nos proporciona una base sólida para el desarrollo de la identidad.

2. Definición de Objetivos

En conjunto con estrategia, establecemos los objetivos de la identidad: ¿Qué emociones o mensajes se desea transmitir? ¿Cómo quieren que los clientes perciban la marca? Definir estas metas específicas ayudará a dirigir el proceso de diseño de manera efectiva.

3. Creación del Concepto

Transformamos la información recopilada en ideas tangibles. Desarrollamos los conceptos de diseño que reflejen la esencia y los valores de la marca; traducimos esas ideas en expresión visual, donde exploramos opciones de color, tipografía, forma y otros elementos visuales clave que no ayudará a definir la identidad.

4. Diseño y desarrollo de la Identidad Visual

Una vez con el concepto definido, es hora de crear los elementos visuales específicos de la marca. Esto puede incluir desde el diseño del logotipo, selección de colores, tipografías, patrones hasta otros elementos gráficos o sistemas que darán vida a la identidad.

5. Implementación y Pruebas

Una vez completado el diseño, hay que testear para evaluar su efectividad y coherencia. Con diferentes pruebas en diferentes escenarios, nos aseguramnos que la identidad visual funcione en una gran variedad de puntos de contacto: Web corporativa, papeleria, piezas de comunicación, redes sociales…

6. Refinamiento Continuo

Pero aquí no acaba el proyecto, la marca y en este caso la identidad visual no es estática, es un ente vivo y evoluciona con el tiempo. Siempre tiene que estar abierto a realizar ajustes y refinamientos según sea necesario para mantenerla relevante y efectiva a medida que la marca crece, evoluciona y se desarrolla.

7. El Brand book.

Finalmente, documentamos todos los aspectos de la marca en un manual corporativo, que marca las pautas de comportamiento y estilo de la marca.. Esta guía servirá como referencia para garantizar la coherencia en todos los puntos de contacto y para cualquier persona que trabaje en su aplicación, tanto interna o externa a tu empresa.

Desarrollar una identidad visual sólida y coherente es fundamental para el éxito a largo plazo de tu marca, y desde Apolo te podemos ayudar a propulsar tu identidad visual. ¡Recuerda, tu identidad visual es la cara de tu marca ante el mundo!

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.