Tiempo estimado: 4 min.

Benchmarketing: Qué es y Cómo Puede Beneficiarnos

Escrito por

Apolo. Propulsora de marcas

Puede que hayas escuchado alguna vez el término de benchmarketing (¿o era benchmarking?), que lo asocies con copiar a otras empresas, o incluso puede que lo percibas como algo negativo. Nada más lejos de la realidad. Te explicaremos a continuación qué es y por qué puede ser una buena opción para incluirlo en tu estrategia de marketing.

Entonces, ¿qué es el benchmarketing?

A día de hoy, la mayor parte de estrategias, técnicas, procesos o planteamientos ya han sido inventados y es muy difícil idear algo realmente novedoso. Es a partir de esta idea donde surge la reflexión de emplear las estrategias de los demás, pero adaptadas a nuestros requisitos. Por tanto, el benchmarketing consiste en observar detenidamente las estrategias y tácticas que aplican otras empresas, y tomarlas como referencia comparativa, cogiendo aquellas que puedan ser de utilidad para nuestra estrategia, adaptándolas a nuestras necesidades y entorno empresarial.

Es una técnica de marketing desconocida para muchos, o que se resisten a emplear porque consideran que tiene una connotación negativa; pero, realizada de una forma adecuada, puede acarrear múltiples beneficios para nuestra empresa, además de servir como análisis de la competencia. Ahora bien, es imperativo que el seguimiento de las prácticas y técnicas que realicen las empresas que hayamos tomado como referencia sea exhaustivo, ya que podría distorsionar el estudio de las mismas y arrojarnos un juicio erróneo.

Por supuesto, es muy recomendable que las empresas que tomes como referencia sean las líderes del sector, y que se transfieran a tu empresa las técnicas que consideres que le han retribuido mayor éxito; sin embargo, también es muy útil vigilar empresas que no estén obteniendo buenos resultados, ya que nos pueden aportar una visión de lo que no hay que hacer.

Resulta interesante la aplicación en las técnicas de marketing digital, como el SEO, donde podemos examinar las palabras que usan como keywords nuestros competidores directos para posicionar su web, y replicar aquellas que puedan servirnos para alcanzar nuestros objetivos. Aunque esto siempre dependerá de lo que busquemos lograr con su implementación, ya que tiene diferentes aplicaciones, como veremos más adelante.

Diferencias entre Benchmarking y Benchmarketing

Es posible que hayamos visto o escuchado el concepto de benchmarking. ¿En qué se diferencia benchmarketing de benchmarking? Es muy simple. El benchmarketing observa y aplica estrategias y técnicas de marketing (precio, producto, distribución…) de otras empresas, mientras que el benchmarking es extensible a todos los procesos y prácticas que se aplican en una empresa.

Formas de aplicación del benchmarketing

Tipos de benchmarketing

Cada uno de los tipos es igualmente relevante, y nos será más o menos útil según el punto en que se encuentre nuestro negocio o sector.

Benchmarketing Interno

es habitual verlo dentro de grandes compañías o empresas con muchos departamentos diferenciados, ya que compara las prácticas que se realizan en cada departamento o empresa de la compañía, tratando de usar aquellas que arrojan buenos resultados para emplearlas en las demás. Si tienes una pyme, este no es para ti.

Benchmarketing Funcional

Se analizan las técnicas de un área o faceta concreta de organizaciones, sin importar si son competidoras o no. En este caso, se hace más accesible el flujo de información, al no ser competidores directos y se facilita el estudio en profundidad, permitiendo obtener resultados más fiables, aunque de un sector diferente al que estemos operando.

Benchmarketing Competitivo

Nos centraremos aquí en realizar un intenso y profundo análisis de competidores, desde el producto hasta su distribución, pasando por su estrategia de comunicación o de marketing interno. Se trata de obtener una fotografía completa de nuestros competidores directos, y tratar de extraer aquello que les da mejor resultado.

Fases del Benchmarketing

Es fácil decirlo, pero su aplicación no es tan simple como la estamos tratando aquí. Como casi toda técnica de marketing, el benchmarketing tiene una serie de fases que hay que seguir con detenimiento para que resulte lo más efectiva posible.

  • Planificación: aquí se determina qué se va a analizar, en qué empresa o empresas y con qué método se van a obtener los datos.

  • Recogida y estudio de información: es el proceso de recolección de información y su correspondiente análisis, comparándolo con las técnicas que realiza nuestra empresa.

  • Implementación de prácticas: consiste en la ejecución propia de los planes de actuación extraídos de la anterior fase, así como continuar midiendo cómo evoluciona.

  • Maduración: se alcanza la integración completa de la técnica y queda comprobado que se alinea con nuestras estrategias de marketing.

Puede que hayas escuchado alguna vez el término de benchmarketing (¿o era benchmarking?), que lo asocies con copiar a otras empresas, o incluso puede que lo percibas como algo negativo. Nada más lejos de la realidad. Te explicaremos a continuación qué es y por qué puede ser una buena opción para incluirlo en tu estrategia de marketing.

Entonces, ¿qué es el benchmarketing?

A día de hoy, la mayor parte de estrategias, técnicas, procesos o planteamientos ya han sido inventados y es muy difícil idear algo realmente novedoso. Es a partir de esta idea donde surge la reflexión de emplear las estrategias de los demás, pero adaptadas a nuestros requisitos. Por tanto, el benchmarketing consiste en observar detenidamente las estrategias y tácticas que aplican otras empresas, y tomarlas como referencia comparativa, cogiendo aquellas que puedan ser de utilidad para nuestra estrategia, adaptándolas a nuestras necesidades y entorno empresarial.

Es una técnica de marketing desconocida para muchos, o que se resisten a emplear porque consideran que tiene una connotación negativa; pero, realizada de una forma adecuada, puede acarrear múltiples beneficios para nuestra empresa, además de servir como análisis de la competencia. Ahora bien, es imperativo que el seguimiento de las prácticas y técnicas que realicen las empresas que hayamos tomado como referencia sea exhaustivo, ya que podría distorsionar el estudio de las mismas y arrojarnos un juicio erróneo.

Por supuesto, es muy recomendable que las empresas que tomes como referencia sean las líderes del sector, y que se transfieran a tu empresa las técnicas que consideres que le han retribuido mayor éxito; sin embargo, también es muy útil vigilar empresas que no estén obteniendo buenos resultados, ya que nos pueden aportar una visión de lo que no hay que hacer.

Resulta interesante la aplicación en las técnicas de marketing digital, como el SEO, donde podemos examinar las palabras que usan como keywords nuestros competidores directos para posicionar su web, y replicar aquellas que puedan servirnos para alcanzar nuestros objetivos. Aunque esto siempre dependerá de lo que busquemos lograr con su implementación, ya que tiene diferentes aplicaciones, como veremos más adelante.

Diferencias entre Benchmarking y Benchmarketing

Es posible que hayamos visto o escuchado el concepto de benchmarking. ¿En qué se diferencia benchmarketing de benchmarking? Es muy simple. El benchmarketing observa y aplica estrategias y técnicas de marketing (precio, producto, distribución…) de otras empresas, mientras que el benchmarking es extensible a todos los procesos y prácticas que se aplican en una empresa.

Formas de aplicación del benchmarketing

Tipos de benchmarketing

Cada uno de los tipos es igualmente relevante, y nos será más o menos útil según el punto en que se encuentre nuestro negocio o sector.

Benchmarketing Interno

es habitual verlo dentro de grandes compañías o empresas con muchos departamentos diferenciados, ya que compara las prácticas que se realizan en cada departamento o empresa de la compañía, tratando de usar aquellas que arrojan buenos resultados para emplearlas en las demás. Si tienes una pyme, este no es para ti.

Benchmarketing Funcional

Se analizan las técnicas de un área o faceta concreta de organizaciones, sin importar si son competidoras o no. En este caso, se hace más accesible el flujo de información, al no ser competidores directos y se facilita el estudio en profundidad, permitiendo obtener resultados más fiables, aunque de un sector diferente al que estemos operando.

Benchmarketing Competitivo

Nos centraremos aquí en realizar un intenso y profundo análisis de competidores, desde el producto hasta su distribución, pasando por su estrategia de comunicación o de marketing interno. Se trata de obtener una fotografía completa de nuestros competidores directos, y tratar de extraer aquello que les da mejor resultado.

Fases del Benchmarketing

Es fácil decirlo, pero su aplicación no es tan simple como la estamos tratando aquí. Como casi toda técnica de marketing, el benchmarketing tiene una serie de fases que hay que seguir con detenimiento para que resulte lo más efectiva posible.

  • Planificación: aquí se determina qué se va a analizar, en qué empresa o empresas y con qué método se van a obtener los datos.

  • Recogida y estudio de información: es el proceso de recolección de información y su correspondiente análisis, comparándolo con las técnicas que realiza nuestra empresa.

  • Implementación de prácticas: consiste en la ejecución propia de los planes de actuación extraídos de la anterior fase, así como continuar midiendo cómo evoluciona.

  • Maduración: se alcanza la integración completa de la técnica y queda comprobado que se alinea con nuestras estrategias de marketing.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

Benchmarketing: Qué es y Cómo Puede Beneficiarnos

Escrito por

Apolo. Propulsora de marcas

Puede que hayas escuchado alguna vez el término de benchmarketing (¿o era benchmarking?), que lo asocies con copiar a otras empresas, o incluso puede que lo percibas como algo negativo. Nada más lejos de la realidad. Te explicaremos a continuación qué es y por qué puede ser una buena opción para incluirlo en tu estrategia de marketing.

Entonces, ¿qué es el benchmarketing?

A día de hoy, la mayor parte de estrategias, técnicas, procesos o planteamientos ya han sido inventados y es muy difícil idear algo realmente novedoso. Es a partir de esta idea donde surge la reflexión de emplear las estrategias de los demás, pero adaptadas a nuestros requisitos. Por tanto, el benchmarketing consiste en observar detenidamente las estrategias y tácticas que aplican otras empresas, y tomarlas como referencia comparativa, cogiendo aquellas que puedan ser de utilidad para nuestra estrategia, adaptándolas a nuestras necesidades y entorno empresarial.

Es una técnica de marketing desconocida para muchos, o que se resisten a emplear porque consideran que tiene una connotación negativa; pero, realizada de una forma adecuada, puede acarrear múltiples beneficios para nuestra empresa, además de servir como análisis de la competencia. Ahora bien, es imperativo que el seguimiento de las prácticas y técnicas que realicen las empresas que hayamos tomado como referencia sea exhaustivo, ya que podría distorsionar el estudio de las mismas y arrojarnos un juicio erróneo.

Por supuesto, es muy recomendable que las empresas que tomes como referencia sean las líderes del sector, y que se transfieran a tu empresa las técnicas que consideres que le han retribuido mayor éxito; sin embargo, también es muy útil vigilar empresas que no estén obteniendo buenos resultados, ya que nos pueden aportar una visión de lo que no hay que hacer.

Resulta interesante la aplicación en las técnicas de marketing digital, como el SEO, donde podemos examinar las palabras que usan como keywords nuestros competidores directos para posicionar su web, y replicar aquellas que puedan servirnos para alcanzar nuestros objetivos. Aunque esto siempre dependerá de lo que busquemos lograr con su implementación, ya que tiene diferentes aplicaciones, como veremos más adelante.

Diferencias entre Benchmarking y Benchmarketing

Es posible que hayamos visto o escuchado el concepto de benchmarking. ¿En qué se diferencia benchmarketing de benchmarking? Es muy simple. El benchmarketing observa y aplica estrategias y técnicas de marketing (precio, producto, distribución…) de otras empresas, mientras que el benchmarking es extensible a todos los procesos y prácticas que se aplican en una empresa.

Formas de aplicación del benchmarketing

Tipos de benchmarketing

Cada uno de los tipos es igualmente relevante, y nos será más o menos útil según el punto en que se encuentre nuestro negocio o sector.

Benchmarketing Interno

es habitual verlo dentro de grandes compañías o empresas con muchos departamentos diferenciados, ya que compara las prácticas que se realizan en cada departamento o empresa de la compañía, tratando de usar aquellas que arrojan buenos resultados para emplearlas en las demás. Si tienes una pyme, este no es para ti.

Benchmarketing Funcional

Se analizan las técnicas de un área o faceta concreta de organizaciones, sin importar si son competidoras o no. En este caso, se hace más accesible el flujo de información, al no ser competidores directos y se facilita el estudio en profundidad, permitiendo obtener resultados más fiables, aunque de un sector diferente al que estemos operando.

Benchmarketing Competitivo

Nos centraremos aquí en realizar un intenso y profundo análisis de competidores, desde el producto hasta su distribución, pasando por su estrategia de comunicación o de marketing interno. Se trata de obtener una fotografía completa de nuestros competidores directos, y tratar de extraer aquello que les da mejor resultado.

Fases del Benchmarketing

Es fácil decirlo, pero su aplicación no es tan simple como la estamos tratando aquí. Como casi toda técnica de marketing, el benchmarketing tiene una serie de fases que hay que seguir con detenimiento para que resulte lo más efectiva posible.

  • Planificación: aquí se determina qué se va a analizar, en qué empresa o empresas y con qué método se van a obtener los datos.

  • Recogida y estudio de información: es el proceso de recolección de información y su correspondiente análisis, comparándolo con las técnicas que realiza nuestra empresa.

  • Implementación de prácticas: consiste en la ejecución propia de los planes de actuación extraídos de la anterior fase, así como continuar midiendo cómo evoluciona.

  • Maduración: se alcanza la integración completa de la técnica y queda comprobado que se alinea con nuestras estrategias de marketing.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

Benchmarketing: Qué es y Cómo Puede Beneficiarnos

Escrito por

Apolo. Propulsora de marcas

Puede que hayas escuchado alguna vez el término de benchmarketing (¿o era benchmarking?), que lo asocies con copiar a otras empresas, o incluso puede que lo percibas como algo negativo. Nada más lejos de la realidad. Te explicaremos a continuación qué es y por qué puede ser una buena opción para incluirlo en tu estrategia de marketing.

Entonces, ¿qué es el benchmarketing?

A día de hoy, la mayor parte de estrategias, técnicas, procesos o planteamientos ya han sido inventados y es muy difícil idear algo realmente novedoso. Es a partir de esta idea donde surge la reflexión de emplear las estrategias de los demás, pero adaptadas a nuestros requisitos. Por tanto, el benchmarketing consiste en observar detenidamente las estrategias y tácticas que aplican otras empresas, y tomarlas como referencia comparativa, cogiendo aquellas que puedan ser de utilidad para nuestra estrategia, adaptándolas a nuestras necesidades y entorno empresarial.

Es una técnica de marketing desconocida para muchos, o que se resisten a emplear porque consideran que tiene una connotación negativa; pero, realizada de una forma adecuada, puede acarrear múltiples beneficios para nuestra empresa, además de servir como análisis de la competencia. Ahora bien, es imperativo que el seguimiento de las prácticas y técnicas que realicen las empresas que hayamos tomado como referencia sea exhaustivo, ya que podría distorsionar el estudio de las mismas y arrojarnos un juicio erróneo.

Por supuesto, es muy recomendable que las empresas que tomes como referencia sean las líderes del sector, y que se transfieran a tu empresa las técnicas que consideres que le han retribuido mayor éxito; sin embargo, también es muy útil vigilar empresas que no estén obteniendo buenos resultados, ya que nos pueden aportar una visión de lo que no hay que hacer.

Resulta interesante la aplicación en las técnicas de marketing digital, como el SEO, donde podemos examinar las palabras que usan como keywords nuestros competidores directos para posicionar su web, y replicar aquellas que puedan servirnos para alcanzar nuestros objetivos. Aunque esto siempre dependerá de lo que busquemos lograr con su implementación, ya que tiene diferentes aplicaciones, como veremos más adelante.

Diferencias entre Benchmarking y Benchmarketing

Es posible que hayamos visto o escuchado el concepto de benchmarking. ¿En qué se diferencia benchmarketing de benchmarking? Es muy simple. El benchmarketing observa y aplica estrategias y técnicas de marketing (precio, producto, distribución…) de otras empresas, mientras que el benchmarking es extensible a todos los procesos y prácticas que se aplican en una empresa.

Formas de aplicación del benchmarketing

Tipos de benchmarketing

Cada uno de los tipos es igualmente relevante, y nos será más o menos útil según el punto en que se encuentre nuestro negocio o sector.

Benchmarketing Interno

es habitual verlo dentro de grandes compañías o empresas con muchos departamentos diferenciados, ya que compara las prácticas que se realizan en cada departamento o empresa de la compañía, tratando de usar aquellas que arrojan buenos resultados para emplearlas en las demás. Si tienes una pyme, este no es para ti.

Benchmarketing Funcional

Se analizan las técnicas de un área o faceta concreta de organizaciones, sin importar si son competidoras o no. En este caso, se hace más accesible el flujo de información, al no ser competidores directos y se facilita el estudio en profundidad, permitiendo obtener resultados más fiables, aunque de un sector diferente al que estemos operando.

Benchmarketing Competitivo

Nos centraremos aquí en realizar un intenso y profundo análisis de competidores, desde el producto hasta su distribución, pasando por su estrategia de comunicación o de marketing interno. Se trata de obtener una fotografía completa de nuestros competidores directos, y tratar de extraer aquello que les da mejor resultado.

Fases del Benchmarketing

Es fácil decirlo, pero su aplicación no es tan simple como la estamos tratando aquí. Como casi toda técnica de marketing, el benchmarketing tiene una serie de fases que hay que seguir con detenimiento para que resulte lo más efectiva posible.

  • Planificación: aquí se determina qué se va a analizar, en qué empresa o empresas y con qué método se van a obtener los datos.

  • Recogida y estudio de información: es el proceso de recolección de información y su correspondiente análisis, comparándolo con las técnicas que realiza nuestra empresa.

  • Implementación de prácticas: consiste en la ejecución propia de los planes de actuación extraídos de la anterior fase, así como continuar midiendo cómo evoluciona.

  • Maduración: se alcanza la integración completa de la técnica y queda comprobado que se alinea con nuestras estrategias de marketing.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.