Tiempo estimado: 4 min.

Qué marcas tienen los que hacen Marcas

Escrito por

Gumer Praena

Tal vez las mayúsculas ya dan una pista de por dónde van los tiros.

Esto no va del Branding de los branders, aunque me gustaría reflexionar de ello en otra ocasión.

Esto va de ordenar en palabras un pensamiento recurrente que me persigue desde hace tiempo.

¿Cómo puedo evitar que mi estilo prevalezca sobre el de cada Marca que escribo?

Quis custodiet ipsos custodes.

Construir una marca es un ejercicio literario (perteneciente al arte de la expresión verbal).

Un proceso creativo en el que sumergirse y del que surgir con un producto en parte propio, en parte ajeno.

Unamuno supo en Niebla ser parte de su propia nivola.

A quienes creamos marcas se nos requiere lo contrario: salirnos de ella.

No va de enfundarnos la mente de un personaje.

Va de enfundarnos en la piel de otra autora.

Parece lo mismo, pero no lo es.

Y las palabras, en cuanto son causa y consecuencia de nuestro propio pensamiento, determinan y vienen determinadas por quienes somos.

No puedo usar palabras que nunca he aprendido. Tendré mayor tendencia a usar las que me son territorios familiares.

Hasta ahora para esto sólo he encontrado 3 métodos de prevención, que no curas:

La primera es colaborar con otros profesionales. Hibridar autorías. Frankensteinear resultados.

La segunda es leer más lejos. Más lejos en cuanto a geografía. Y más lejos en cuanto a espectro de pensamiento. Leer a gente con la que discrepamos, que piensa distinto el mundo. Que nos haga recelar de nuestra propia voz.

La tercera es sorprender al estilo desde el método. No darle tiempo a alcanzarnos. Coger diferentes caminos por los que llegar al resultado. Dar esquinazo a los vicios.

Y en definitiva, confiar en que al final seremos capaces de hace nuestro trabajo.

Tal vez las mayúsculas ya dan una pista de por dónde van los tiros.

Esto no va del Branding de los branders, aunque me gustaría reflexionar de ello en otra ocasión.

Esto va de ordenar en palabras un pensamiento recurrente que me persigue desde hace tiempo.

¿Cómo puedo evitar que mi estilo prevalezca sobre el de cada Marca que escribo?

Quis custodiet ipsos custodes.

Construir una marca es un ejercicio literario (perteneciente al arte de la expresión verbal).

Un proceso creativo en el que sumergirse y del que surgir con un producto en parte propio, en parte ajeno.

Unamuno supo en Niebla ser parte de su propia nivola.

A quienes creamos marcas se nos requiere lo contrario: salirnos de ella.

No va de enfundarnos la mente de un personaje.

Va de enfundarnos en la piel de otra autora.

Parece lo mismo, pero no lo es.

Y las palabras, en cuanto son causa y consecuencia de nuestro propio pensamiento, determinan y vienen determinadas por quienes somos.

No puedo usar palabras que nunca he aprendido. Tendré mayor tendencia a usar las que me son territorios familiares.

Hasta ahora para esto sólo he encontrado 3 métodos de prevención, que no curas:

La primera es colaborar con otros profesionales. Hibridar autorías. Frankensteinear resultados.

La segunda es leer más lejos. Más lejos en cuanto a geografía. Y más lejos en cuanto a espectro de pensamiento. Leer a gente con la que discrepamos, que piensa distinto el mundo. Que nos haga recelar de nuestra propia voz.

La tercera es sorprender al estilo desde el método. No darle tiempo a alcanzarnos. Coger diferentes caminos por los que llegar al resultado. Dar esquinazo a los vicios.

Y en definitiva, confiar en que al final seremos capaces de hace nuestro trabajo.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Tiempo estimado: 4 min.

Qué marcas tienen los que hacen Marcas

Escrito por

Gumer Praena

Tal vez las mayúsculas ya dan una pista de por dónde van los tiros.

Esto no va del Branding de los branders, aunque me gustaría reflexionar de ello en otra ocasión.

Esto va de ordenar en palabras un pensamiento recurrente que me persigue desde hace tiempo.

¿Cómo puedo evitar que mi estilo prevalezca sobre el de cada Marca que escribo?

Quis custodiet ipsos custodes.

Construir una marca es un ejercicio literario (perteneciente al arte de la expresión verbal).

Un proceso creativo en el que sumergirse y del que surgir con un producto en parte propio, en parte ajeno.

Unamuno supo en Niebla ser parte de su propia nivola.

A quienes creamos marcas se nos requiere lo contrario: salirnos de ella.

No va de enfundarnos la mente de un personaje.

Va de enfundarnos en la piel de otra autora.

Parece lo mismo, pero no lo es.

Y las palabras, en cuanto son causa y consecuencia de nuestro propio pensamiento, determinan y vienen determinadas por quienes somos.

No puedo usar palabras que nunca he aprendido. Tendré mayor tendencia a usar las que me son territorios familiares.

Hasta ahora para esto sólo he encontrado 3 métodos de prevención, que no curas:

La primera es colaborar con otros profesionales. Hibridar autorías. Frankensteinear resultados.

La segunda es leer más lejos. Más lejos en cuanto a geografía. Y más lejos en cuanto a espectro de pensamiento. Leer a gente con la que discrepamos, que piensa distinto el mundo. Que nos haga recelar de nuestra propia voz.

La tercera es sorprender al estilo desde el método. No darle tiempo a alcanzarnos. Coger diferentes caminos por los que llegar al resultado. Dar esquinazo a los vicios.

Y en definitiva, confiar en que al final seremos capaces de hace nuestro trabajo.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

Qué marcas tienen los que hacen Marcas

Escrito por

Gumer Praena

Tal vez las mayúsculas ya dan una pista de por dónde van los tiros.

Esto no va del Branding de los branders, aunque me gustaría reflexionar de ello en otra ocasión.

Esto va de ordenar en palabras un pensamiento recurrente que me persigue desde hace tiempo.

¿Cómo puedo evitar que mi estilo prevalezca sobre el de cada Marca que escribo?

Quis custodiet ipsos custodes.

Construir una marca es un ejercicio literario (perteneciente al arte de la expresión verbal).

Un proceso creativo en el que sumergirse y del que surgir con un producto en parte propio, en parte ajeno.

Unamuno supo en Niebla ser parte de su propia nivola.

A quienes creamos marcas se nos requiere lo contrario: salirnos de ella.

No va de enfundarnos la mente de un personaje.

Va de enfundarnos en la piel de otra autora.

Parece lo mismo, pero no lo es.

Y las palabras, en cuanto son causa y consecuencia de nuestro propio pensamiento, determinan y vienen determinadas por quienes somos.

No puedo usar palabras que nunca he aprendido. Tendré mayor tendencia a usar las que me son territorios familiares.

Hasta ahora para esto sólo he encontrado 3 métodos de prevención, que no curas:

La primera es colaborar con otros profesionales. Hibridar autorías. Frankensteinear resultados.

La segunda es leer más lejos. Más lejos en cuanto a geografía. Y más lejos en cuanto a espectro de pensamiento. Leer a gente con la que discrepamos, que piensa distinto el mundo. Que nos haga recelar de nuestra propia voz.

La tercera es sorprender al estilo desde el método. No darle tiempo a alcanzarnos. Coger diferentes caminos por los que llegar al resultado. Dar esquinazo a los vicios.

Y en definitiva, confiar en que al final seremos capaces de hace nuestro trabajo.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.