Tiempo estimado: 4 min.

Personalidad de Marca: Qué es y Cómo Implementarla

Escrito por

Apolo. Propulsora de marcas

Desarrollar una estrategia corporativa adecuada es un proceso complejo y que requiere de gran atención y mimo en la elaboración de cada una sus partes. Uno de los elementos que podríamos y deberíamos incluir dentro de nuestra estrategia corporativa es la personalidad de marca. Veremos ahora qué es y posibles formas de implementarla en nuestro negocio.

¿Qué es la personalidad de marca?

Podríamos definir la personalidad de marca de forma muy simple, como la forma de ser de una marca, la personalidad propiamente dicha. Pero, ¿qué significa esto? Son las características emocionales y atributos que se asocian a una marca y al comportamiento que esta tiene con su entorno. Además, es la forma sobre la que se desarrolla su comportamiento, así como su identidad visual o verbal. De esta forma, pretendemos humanizar a las marcas, dándole una serie de características que las hagan más cercanas y con un significado emocional, buscando esa conexión emocional con el consumidor.

Podemos decidir no definir nuestra personalidad de marca, pero nos arriesgamos a que se acabe definiendo por sí misma, escapando por tanto a nuestro control. Si tenemos que elegir, mejor definirla nosotros, ya que, no solo la tendremos controlada, sino que también nos ayudará a definir cómo debe comportarse nuestra empresa, guiándonos en el futuro a tomar decisiones.

Cómo implementar la personalidad de marca

Ya seas una pequeña o gran empresa, de un sector más o menos moderno, que realiza una estrategia de marca única o de marca múltiple… en definitiva, da igual el tipo de marca, implementar una elaborada personalidad de la marca puede influir mucho en cómo te ven los consumidores. Si hemos conseguido convencerte de la importancia de desarrollar la personalidad de marca de tu empresa, te explicamos a continuación los diferentes métodos comúnmente empleados para hacerlo:

Modelo de las dimensiones (Jennifer Aaker)

A raíz de un estudio realizado a los consumidores, se identificaron 41 rasgos de marca, que se fueron agrupando hasta reducirse en 15 rasgos agrupados en 5 dimensiones: Sinceridad, Excitante, Competencia, Sofisticado y Rudeza.

Modelo de arquetipos inspirados en Jung

Éste modelo se inspira en el modelo de personalidad humana desarrollado por Carl Jung, que explica los arquetipos son creados por cada persona en función de sus experiencias y vivencias personales, lo que deriva en una serie de comportamientos y respuestas emocionales propias. Posteriormente, y a raíz de esto, las autoras Margaret Mark y Carol Pearson definieron 12 arquetipos de marca, agrupados en 4 grupos:

Arquetipos de independencia y realización. Sabio, Inocente, Explorador

Arquetipos de estabilidad y el control. Protector, Creador, Líder

Arquetipos de comunicación y diversión. Hombre corriente, Bufón, Amante

Arquetipos de riesgo y la excelencia. Héroe, Rebelde, Mago

Pasos para desarrollar la personalidad de la marca

Storytelling

El primer paso para definirte es conocerte bien a ti mismo, por ello es importante contar tu propia historia, desde el comienzo de la misma hasta los motivos que llevaron a crearla.

Propuesta de valor

Es lo que hace que un consumidor nos elija frente a la competencia, es una promesa que realizas a tus consumidores. De cara a desarrollar la personalidad de la marca es importante, ya que te ayudará a construir una personalidad que se desligue de tu competencia.

Misión y visión

Éstos dos elementos son cruciales para definir la personalidad de marca. La misión es la razón de ser de tu marca, lo que incluye su objetivo principal, mientras que la visión son las metas que tu empresa quiere alcanzar en un futuro. Una vez definidas ambas, habrán de alinearse con la propuesta de valor.

Valores de la marca

Son las cualidades que nos aportan valor, y que sirven para elaborar la cultura organizacional. La importancia de estos valores radica en que las personas suelen adquirir productos o servicios con aquellas marcas con las que se sienten en sintonía, con la que tienen más feeling, en definitiva, con la que comparten una serie de valores.

Escoge la personalidad de la marca

Una vez definidos todos estos pasos previos, es el momento de elegir la forma que más te guste para personificar a tu marca, ya sea por el método de Jennifer Aaker, el método de los arquetipos o cualquier otro método que consideres adecuado para tu caso.

Si precisas de implementar una personalidad diferente a tu marca, pincha aquí, y ponte en contacto con nosotros.

Desarrollar una estrategia corporativa adecuada es un proceso complejo y que requiere de gran atención y mimo en la elaboración de cada una sus partes. Uno de los elementos que podríamos y deberíamos incluir dentro de nuestra estrategia corporativa es la personalidad de marca. Veremos ahora qué es y posibles formas de implementarla en nuestro negocio.

¿Qué es la personalidad de marca?

Podríamos definir la personalidad de marca de forma muy simple, como la forma de ser de una marca, la personalidad propiamente dicha. Pero, ¿qué significa esto? Son las características emocionales y atributos que se asocian a una marca y al comportamiento que esta tiene con su entorno. Además, es la forma sobre la que se desarrolla su comportamiento, así como su identidad visual o verbal. De esta forma, pretendemos humanizar a las marcas, dándole una serie de características que las hagan más cercanas y con un significado emocional, buscando esa conexión emocional con el consumidor.

Podemos decidir no definir nuestra personalidad de marca, pero nos arriesgamos a que se acabe definiendo por sí misma, escapando por tanto a nuestro control. Si tenemos que elegir, mejor definirla nosotros, ya que, no solo la tendremos controlada, sino que también nos ayudará a definir cómo debe comportarse nuestra empresa, guiándonos en el futuro a tomar decisiones.

Cómo implementar la personalidad de marca

Ya seas una pequeña o gran empresa, de un sector más o menos moderno, que realiza una estrategia de marca única o de marca múltiple… en definitiva, da igual el tipo de marca, implementar una elaborada personalidad de la marca puede influir mucho en cómo te ven los consumidores. Si hemos conseguido convencerte de la importancia de desarrollar la personalidad de marca de tu empresa, te explicamos a continuación los diferentes métodos comúnmente empleados para hacerlo:

Modelo de las dimensiones (Jennifer Aaker)

A raíz de un estudio realizado a los consumidores, se identificaron 41 rasgos de marca, que se fueron agrupando hasta reducirse en 15 rasgos agrupados en 5 dimensiones: Sinceridad, Excitante, Competencia, Sofisticado y Rudeza.

Modelo de arquetipos inspirados en Jung

Éste modelo se inspira en el modelo de personalidad humana desarrollado por Carl Jung, que explica los arquetipos son creados por cada persona en función de sus experiencias y vivencias personales, lo que deriva en una serie de comportamientos y respuestas emocionales propias. Posteriormente, y a raíz de esto, las autoras Margaret Mark y Carol Pearson definieron 12 arquetipos de marca, agrupados en 4 grupos:

Arquetipos de independencia y realización. Sabio, Inocente, Explorador

Arquetipos de estabilidad y el control. Protector, Creador, Líder

Arquetipos de comunicación y diversión. Hombre corriente, Bufón, Amante

Arquetipos de riesgo y la excelencia. Héroe, Rebelde, Mago

Pasos para desarrollar la personalidad de la marca

Storytelling

El primer paso para definirte es conocerte bien a ti mismo, por ello es importante contar tu propia historia, desde el comienzo de la misma hasta los motivos que llevaron a crearla.

Propuesta de valor

Es lo que hace que un consumidor nos elija frente a la competencia, es una promesa que realizas a tus consumidores. De cara a desarrollar la personalidad de la marca es importante, ya que te ayudará a construir una personalidad que se desligue de tu competencia.

Misión y visión

Éstos dos elementos son cruciales para definir la personalidad de marca. La misión es la razón de ser de tu marca, lo que incluye su objetivo principal, mientras que la visión son las metas que tu empresa quiere alcanzar en un futuro. Una vez definidas ambas, habrán de alinearse con la propuesta de valor.

Valores de la marca

Son las cualidades que nos aportan valor, y que sirven para elaborar la cultura organizacional. La importancia de estos valores radica en que las personas suelen adquirir productos o servicios con aquellas marcas con las que se sienten en sintonía, con la que tienen más feeling, en definitiva, con la que comparten una serie de valores.

Escoge la personalidad de la marca

Una vez definidos todos estos pasos previos, es el momento de elegir la forma que más te guste para personificar a tu marca, ya sea por el método de Jennifer Aaker, el método de los arquetipos o cualquier otro método que consideres adecuado para tu caso.

Si precisas de implementar una personalidad diferente a tu marca, pincha aquí, y ponte en contacto con nosotros.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Tiempo estimado: 4 min.

Personalidad de Marca: Qué es y Cómo Implementarla

Escrito por

Apolo. Propulsora de marcas

Desarrollar una estrategia corporativa adecuada es un proceso complejo y que requiere de gran atención y mimo en la elaboración de cada una sus partes. Uno de los elementos que podríamos y deberíamos incluir dentro de nuestra estrategia corporativa es la personalidad de marca. Veremos ahora qué es y posibles formas de implementarla en nuestro negocio.

¿Qué es la personalidad de marca?

Podríamos definir la personalidad de marca de forma muy simple, como la forma de ser de una marca, la personalidad propiamente dicha. Pero, ¿qué significa esto? Son las características emocionales y atributos que se asocian a una marca y al comportamiento que esta tiene con su entorno. Además, es la forma sobre la que se desarrolla su comportamiento, así como su identidad visual o verbal. De esta forma, pretendemos humanizar a las marcas, dándole una serie de características que las hagan más cercanas y con un significado emocional, buscando esa conexión emocional con el consumidor.

Podemos decidir no definir nuestra personalidad de marca, pero nos arriesgamos a que se acabe definiendo por sí misma, escapando por tanto a nuestro control. Si tenemos que elegir, mejor definirla nosotros, ya que, no solo la tendremos controlada, sino que también nos ayudará a definir cómo debe comportarse nuestra empresa, guiándonos en el futuro a tomar decisiones.

Cómo implementar la personalidad de marca

Ya seas una pequeña o gran empresa, de un sector más o menos moderno, que realiza una estrategia de marca única o de marca múltiple… en definitiva, da igual el tipo de marca, implementar una elaborada personalidad de la marca puede influir mucho en cómo te ven los consumidores. Si hemos conseguido convencerte de la importancia de desarrollar la personalidad de marca de tu empresa, te explicamos a continuación los diferentes métodos comúnmente empleados para hacerlo:

Modelo de las dimensiones (Jennifer Aaker)

A raíz de un estudio realizado a los consumidores, se identificaron 41 rasgos de marca, que se fueron agrupando hasta reducirse en 15 rasgos agrupados en 5 dimensiones: Sinceridad, Excitante, Competencia, Sofisticado y Rudeza.

Modelo de arquetipos inspirados en Jung

Éste modelo se inspira en el modelo de personalidad humana desarrollado por Carl Jung, que explica los arquetipos son creados por cada persona en función de sus experiencias y vivencias personales, lo que deriva en una serie de comportamientos y respuestas emocionales propias. Posteriormente, y a raíz de esto, las autoras Margaret Mark y Carol Pearson definieron 12 arquetipos de marca, agrupados en 4 grupos:

Arquetipos de independencia y realización. Sabio, Inocente, Explorador

Arquetipos de estabilidad y el control. Protector, Creador, Líder

Arquetipos de comunicación y diversión. Hombre corriente, Bufón, Amante

Arquetipos de riesgo y la excelencia. Héroe, Rebelde, Mago

Pasos para desarrollar la personalidad de la marca

Storytelling

El primer paso para definirte es conocerte bien a ti mismo, por ello es importante contar tu propia historia, desde el comienzo de la misma hasta los motivos que llevaron a crearla.

Propuesta de valor

Es lo que hace que un consumidor nos elija frente a la competencia, es una promesa que realizas a tus consumidores. De cara a desarrollar la personalidad de la marca es importante, ya que te ayudará a construir una personalidad que se desligue de tu competencia.

Misión y visión

Éstos dos elementos son cruciales para definir la personalidad de marca. La misión es la razón de ser de tu marca, lo que incluye su objetivo principal, mientras que la visión son las metas que tu empresa quiere alcanzar en un futuro. Una vez definidas ambas, habrán de alinearse con la propuesta de valor.

Valores de la marca

Son las cualidades que nos aportan valor, y que sirven para elaborar la cultura organizacional. La importancia de estos valores radica en que las personas suelen adquirir productos o servicios con aquellas marcas con las que se sienten en sintonía, con la que tienen más feeling, en definitiva, con la que comparten una serie de valores.

Escoge la personalidad de la marca

Una vez definidos todos estos pasos previos, es el momento de elegir la forma que más te guste para personificar a tu marca, ya sea por el método de Jennifer Aaker, el método de los arquetipos o cualquier otro método que consideres adecuado para tu caso.

Si precisas de implementar una personalidad diferente a tu marca, pincha aquí, y ponte en contacto con nosotros.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

Personalidad de Marca: Qué es y Cómo Implementarla

Escrito por

Apolo. Propulsora de marcas

Desarrollar una estrategia corporativa adecuada es un proceso complejo y que requiere de gran atención y mimo en la elaboración de cada una sus partes. Uno de los elementos que podríamos y deberíamos incluir dentro de nuestra estrategia corporativa es la personalidad de marca. Veremos ahora qué es y posibles formas de implementarla en nuestro negocio.

¿Qué es la personalidad de marca?

Podríamos definir la personalidad de marca de forma muy simple, como la forma de ser de una marca, la personalidad propiamente dicha. Pero, ¿qué significa esto? Son las características emocionales y atributos que se asocian a una marca y al comportamiento que esta tiene con su entorno. Además, es la forma sobre la que se desarrolla su comportamiento, así como su identidad visual o verbal. De esta forma, pretendemos humanizar a las marcas, dándole una serie de características que las hagan más cercanas y con un significado emocional, buscando esa conexión emocional con el consumidor.

Podemos decidir no definir nuestra personalidad de marca, pero nos arriesgamos a que se acabe definiendo por sí misma, escapando por tanto a nuestro control. Si tenemos que elegir, mejor definirla nosotros, ya que, no solo la tendremos controlada, sino que también nos ayudará a definir cómo debe comportarse nuestra empresa, guiándonos en el futuro a tomar decisiones.

Cómo implementar la personalidad de marca

Ya seas una pequeña o gran empresa, de un sector más o menos moderno, que realiza una estrategia de marca única o de marca múltiple… en definitiva, da igual el tipo de marca, implementar una elaborada personalidad de la marca puede influir mucho en cómo te ven los consumidores. Si hemos conseguido convencerte de la importancia de desarrollar la personalidad de marca de tu empresa, te explicamos a continuación los diferentes métodos comúnmente empleados para hacerlo:

Modelo de las dimensiones (Jennifer Aaker)

A raíz de un estudio realizado a los consumidores, se identificaron 41 rasgos de marca, que se fueron agrupando hasta reducirse en 15 rasgos agrupados en 5 dimensiones: Sinceridad, Excitante, Competencia, Sofisticado y Rudeza.

Modelo de arquetipos inspirados en Jung

Éste modelo se inspira en el modelo de personalidad humana desarrollado por Carl Jung, que explica los arquetipos son creados por cada persona en función de sus experiencias y vivencias personales, lo que deriva en una serie de comportamientos y respuestas emocionales propias. Posteriormente, y a raíz de esto, las autoras Margaret Mark y Carol Pearson definieron 12 arquetipos de marca, agrupados en 4 grupos:

Arquetipos de independencia y realización. Sabio, Inocente, Explorador

Arquetipos de estabilidad y el control. Protector, Creador, Líder

Arquetipos de comunicación y diversión. Hombre corriente, Bufón, Amante

Arquetipos de riesgo y la excelencia. Héroe, Rebelde, Mago

Pasos para desarrollar la personalidad de la marca

Storytelling

El primer paso para definirte es conocerte bien a ti mismo, por ello es importante contar tu propia historia, desde el comienzo de la misma hasta los motivos que llevaron a crearla.

Propuesta de valor

Es lo que hace que un consumidor nos elija frente a la competencia, es una promesa que realizas a tus consumidores. De cara a desarrollar la personalidad de la marca es importante, ya que te ayudará a construir una personalidad que se desligue de tu competencia.

Misión y visión

Éstos dos elementos son cruciales para definir la personalidad de marca. La misión es la razón de ser de tu marca, lo que incluye su objetivo principal, mientras que la visión son las metas que tu empresa quiere alcanzar en un futuro. Una vez definidas ambas, habrán de alinearse con la propuesta de valor.

Valores de la marca

Son las cualidades que nos aportan valor, y que sirven para elaborar la cultura organizacional. La importancia de estos valores radica en que las personas suelen adquirir productos o servicios con aquellas marcas con las que se sienten en sintonía, con la que tienen más feeling, en definitiva, con la que comparten una serie de valores.

Escoge la personalidad de la marca

Una vez definidos todos estos pasos previos, es el momento de elegir la forma que más te guste para personificar a tu marca, ya sea por el método de Jennifer Aaker, el método de los arquetipos o cualquier otro método que consideres adecuado para tu caso.

Si precisas de implementar una personalidad diferente a tu marca, pincha aquí, y ponte en contacto con nosotros.

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.