Tiempo estimado: 4 min.

¿Qué es el funnel o embudo de conversión en marketing?

Escrito por

David Ruiz

Si hay algo que realmente preocupa a la mayoría de las empresas es atraer y fidelizar clientes. Por este motivo, el embudo o funnel de conversión se ha convertido en una herramienta de gran importancia en los últimos tiempos. Es una buena alternativa para convertir a un visitante de una página web o tienda online en un cliente potencial.

Contar con una empresa de branding es fundamental para tener mayor visibilidad y alcance. Hoy en día, internet ofrece muchas ventajas, sin embargo, hay mucha competencia y no es fácil conectar con nuestro target, sin una estrategia de marketing bien definida.

En este aspecto, una agencia especializada sabrá interpretar el embudo de conversión y conocer el interés del cliente en la toma de decisiones. En esta información, vamos a ofrecer todos los detalles para comprender mejor qué es el customer journey durante este proceso.

Fases del embudo o funnel de conversión

El embudo de conversión en marketing digital es una de las principales herramientas para estudiar a un cliente potencial. A través de las diferentes etapas por la que pesa el usuario, se llega a detectar las necesidades relacionadas con un producto o servicio hasta convertirlo en un cliente. Un buen marketer tiene la capacidad de identificar el cuello de botella o los problemas en la conversión.

  1. Top of the funnel (TOFU)

La primera etapa se denomina TOFU (Top of the funnel) y se caracteriza por concentrar la mayor parte de los leads. Es una fase de reconocimiento o concienciación en la que se establece el primer contacto con la marca. Aquí se trata de atraer el visitante con un contenido de valor y atractivo, por este motivo, se suele ofrecer la descarga de un ebook o guía de uso, si la persona deja sus datos de registro.

  1. Middle of the funnel (MOFU)

Esta es la etapa que se encuentra en la mitad del embudo y es muy importante porque ayuda a encontrar soluciones al visitante. Se dice que el usuario está en la fase de consideración, por lo que está estudiando las posibles alternativas. Partimos de la base de que la persona ya conoce el producto o servicio, por lo que hay que dirigirle a la conversión. Como su papel es más activo, lo mejor es emplear ofrecer un contenido de valor, como un videotutorial, que le ayude en la decisión final.

  1. Bottom of the funnel (BOFU)

Esta es la última etapa y se caracteriza por ser la fase de la conversión. El objetivo principal es que el usuario pase de ser un lead a un cliente. Para lograrlo, lo más importante es personalizar el contenido y ofrecer alguna oferta gratis, que no pueda rechazar. Si una persona llega hasta aquí y no realiza una compra, hay que hacer un seguimiento para estudiar las razones del rechazo.

Obviamente, la mayoría de las empresas desconocen qué es un insight y como este dato sirve para encontrar el camino que lleva a la solución. Por esta razón, el trabajo del profesional y de un perfil cualificado en marketing digital tiene un especial protagonismo.

Ejemplo de embudo de conversión

Hay muchos ejemplos y casos de éxito para comprender cómo funciona el embudo de conversión. No obstante, vamos a centrarnos en los resultados del servicio de streaming de Netflix. La compañía ha revolucionado este sector con su forma de consumir contenidos online, sin embargo, muchos se preguntan cómo lo ha conseguido.

Su estrategia es muy sencilla, de hecho, si observamos su sitio web podemos comprobar una página de inicio, en la que aparece un pequeño resumen de cada una de las películas y series más novedosas.

Posteriormente, explica su plan de suscripción y precios para seleccionar la opción más conveniente. Finalmente, dirige al visitante a la página de registro y finaliza con las diferentes opciones de pago. Es decir, en todo momento predomina lo fácil e intuitivo para fidelizar al usuario.

En conclusión, el funnel de conversión tiene que estar perfectamente diseñado para convertir un lead en un cliente potencial. Por este motivo, confiar en una agencia especializada en marketing digital es clave para aumentar los clientes y, en consecuencia, las ventas y beneficios. ¡Solicita información sin compromiso!

Si hay algo que realmente preocupa a la mayoría de las empresas es atraer y fidelizar clientes. Por este motivo, el embudo o funnel de conversión se ha convertido en una herramienta de gran importancia en los últimos tiempos. Es una buena alternativa para convertir a un visitante de una página web o tienda online en un cliente potencial.

Contar con una empresa de branding es fundamental para tener mayor visibilidad y alcance. Hoy en día, internet ofrece muchas ventajas, sin embargo, hay mucha competencia y no es fácil conectar con nuestro target, sin una estrategia de marketing bien definida.

En este aspecto, una agencia especializada sabrá interpretar el embudo de conversión y conocer el interés del cliente en la toma de decisiones. En esta información, vamos a ofrecer todos los detalles para comprender mejor qué es el customer journey durante este proceso.

Fases del embudo o funnel de conversión

El embudo de conversión en marketing digital es una de las principales herramientas para estudiar a un cliente potencial. A través de las diferentes etapas por la que pesa el usuario, se llega a detectar las necesidades relacionadas con un producto o servicio hasta convertirlo en un cliente. Un buen marketer tiene la capacidad de identificar el cuello de botella o los problemas en la conversión.

  1. Top of the funnel (TOFU)

La primera etapa se denomina TOFU (Top of the funnel) y se caracteriza por concentrar la mayor parte de los leads. Es una fase de reconocimiento o concienciación en la que se establece el primer contacto con la marca. Aquí se trata de atraer el visitante con un contenido de valor y atractivo, por este motivo, se suele ofrecer la descarga de un ebook o guía de uso, si la persona deja sus datos de registro.

  1. Middle of the funnel (MOFU)

Esta es la etapa que se encuentra en la mitad del embudo y es muy importante porque ayuda a encontrar soluciones al visitante. Se dice que el usuario está en la fase de consideración, por lo que está estudiando las posibles alternativas. Partimos de la base de que la persona ya conoce el producto o servicio, por lo que hay que dirigirle a la conversión. Como su papel es más activo, lo mejor es emplear ofrecer un contenido de valor, como un videotutorial, que le ayude en la decisión final.

  1. Bottom of the funnel (BOFU)

Esta es la última etapa y se caracteriza por ser la fase de la conversión. El objetivo principal es que el usuario pase de ser un lead a un cliente. Para lograrlo, lo más importante es personalizar el contenido y ofrecer alguna oferta gratis, que no pueda rechazar. Si una persona llega hasta aquí y no realiza una compra, hay que hacer un seguimiento para estudiar las razones del rechazo.

Obviamente, la mayoría de las empresas desconocen qué es un insight y como este dato sirve para encontrar el camino que lleva a la solución. Por esta razón, el trabajo del profesional y de un perfil cualificado en marketing digital tiene un especial protagonismo.

Ejemplo de embudo de conversión

Hay muchos ejemplos y casos de éxito para comprender cómo funciona el embudo de conversión. No obstante, vamos a centrarnos en los resultados del servicio de streaming de Netflix. La compañía ha revolucionado este sector con su forma de consumir contenidos online, sin embargo, muchos se preguntan cómo lo ha conseguido.

Su estrategia es muy sencilla, de hecho, si observamos su sitio web podemos comprobar una página de inicio, en la que aparece un pequeño resumen de cada una de las películas y series más novedosas.

Posteriormente, explica su plan de suscripción y precios para seleccionar la opción más conveniente. Finalmente, dirige al visitante a la página de registro y finaliza con las diferentes opciones de pago. Es decir, en todo momento predomina lo fácil e intuitivo para fidelizar al usuario.

En conclusión, el funnel de conversión tiene que estar perfectamente diseñado para convertir un lead en un cliente potencial. Por este motivo, confiar en una agencia especializada en marketing digital es clave para aumentar los clientes y, en consecuencia, las ventas y beneficios. ¡Solicita información sin compromiso!

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

¿Qué es el funnel o embudo de conversión en marketing?

Escrito por

David Ruiz

Si hay algo que realmente preocupa a la mayoría de las empresas es atraer y fidelizar clientes. Por este motivo, el embudo o funnel de conversión se ha convertido en una herramienta de gran importancia en los últimos tiempos. Es una buena alternativa para convertir a un visitante de una página web o tienda online en un cliente potencial.

Contar con una empresa de branding es fundamental para tener mayor visibilidad y alcance. Hoy en día, internet ofrece muchas ventajas, sin embargo, hay mucha competencia y no es fácil conectar con nuestro target, sin una estrategia de marketing bien definida.

En este aspecto, una agencia especializada sabrá interpretar el embudo de conversión y conocer el interés del cliente en la toma de decisiones. En esta información, vamos a ofrecer todos los detalles para comprender mejor qué es el customer journey durante este proceso.

Fases del embudo o funnel de conversión

El embudo de conversión en marketing digital es una de las principales herramientas para estudiar a un cliente potencial. A través de las diferentes etapas por la que pesa el usuario, se llega a detectar las necesidades relacionadas con un producto o servicio hasta convertirlo en un cliente. Un buen marketer tiene la capacidad de identificar el cuello de botella o los problemas en la conversión.

  1. Top of the funnel (TOFU)

La primera etapa se denomina TOFU (Top of the funnel) y se caracteriza por concentrar la mayor parte de los leads. Es una fase de reconocimiento o concienciación en la que se establece el primer contacto con la marca. Aquí se trata de atraer el visitante con un contenido de valor y atractivo, por este motivo, se suele ofrecer la descarga de un ebook o guía de uso, si la persona deja sus datos de registro.

  1. Middle of the funnel (MOFU)

Esta es la etapa que se encuentra en la mitad del embudo y es muy importante porque ayuda a encontrar soluciones al visitante. Se dice que el usuario está en la fase de consideración, por lo que está estudiando las posibles alternativas. Partimos de la base de que la persona ya conoce el producto o servicio, por lo que hay que dirigirle a la conversión. Como su papel es más activo, lo mejor es emplear ofrecer un contenido de valor, como un videotutorial, que le ayude en la decisión final.

  1. Bottom of the funnel (BOFU)

Esta es la última etapa y se caracteriza por ser la fase de la conversión. El objetivo principal es que el usuario pase de ser un lead a un cliente. Para lograrlo, lo más importante es personalizar el contenido y ofrecer alguna oferta gratis, que no pueda rechazar. Si una persona llega hasta aquí y no realiza una compra, hay que hacer un seguimiento para estudiar las razones del rechazo.

Obviamente, la mayoría de las empresas desconocen qué es un insight y como este dato sirve para encontrar el camino que lleva a la solución. Por esta razón, el trabajo del profesional y de un perfil cualificado en marketing digital tiene un especial protagonismo.

Ejemplo de embudo de conversión

Hay muchos ejemplos y casos de éxito para comprender cómo funciona el embudo de conversión. No obstante, vamos a centrarnos en los resultados del servicio de streaming de Netflix. La compañía ha revolucionado este sector con su forma de consumir contenidos online, sin embargo, muchos se preguntan cómo lo ha conseguido.

Su estrategia es muy sencilla, de hecho, si observamos su sitio web podemos comprobar una página de inicio, en la que aparece un pequeño resumen de cada una de las películas y series más novedosas.

Posteriormente, explica su plan de suscripción y precios para seleccionar la opción más conveniente. Finalmente, dirige al visitante a la página de registro y finaliza con las diferentes opciones de pago. Es decir, en todo momento predomina lo fácil e intuitivo para fidelizar al usuario.

En conclusión, el funnel de conversión tiene que estar perfectamente diseñado para convertir un lead en un cliente potencial. Por este motivo, confiar en una agencia especializada en marketing digital es clave para aumentar los clientes y, en consecuencia, las ventas y beneficios. ¡Solicita información sin compromiso!

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

¿Qué es el funnel o embudo de conversión en marketing?

Escrito por

David Ruiz

Si hay algo que realmente preocupa a la mayoría de las empresas es atraer y fidelizar clientes. Por este motivo, el embudo o funnel de conversión se ha convertido en una herramienta de gran importancia en los últimos tiempos. Es una buena alternativa para convertir a un visitante de una página web o tienda online en un cliente potencial.

Contar con una empresa de branding es fundamental para tener mayor visibilidad y alcance. Hoy en día, internet ofrece muchas ventajas, sin embargo, hay mucha competencia y no es fácil conectar con nuestro target, sin una estrategia de marketing bien definida.

En este aspecto, una agencia especializada sabrá interpretar el embudo de conversión y conocer el interés del cliente en la toma de decisiones. En esta información, vamos a ofrecer todos los detalles para comprender mejor qué es el customer journey durante este proceso.

Fases del embudo o funnel de conversión

El embudo de conversión en marketing digital es una de las principales herramientas para estudiar a un cliente potencial. A través de las diferentes etapas por la que pesa el usuario, se llega a detectar las necesidades relacionadas con un producto o servicio hasta convertirlo en un cliente. Un buen marketer tiene la capacidad de identificar el cuello de botella o los problemas en la conversión.

  1. Top of the funnel (TOFU)

La primera etapa se denomina TOFU (Top of the funnel) y se caracteriza por concentrar la mayor parte de los leads. Es una fase de reconocimiento o concienciación en la que se establece el primer contacto con la marca. Aquí se trata de atraer el visitante con un contenido de valor y atractivo, por este motivo, se suele ofrecer la descarga de un ebook o guía de uso, si la persona deja sus datos de registro.

  1. Middle of the funnel (MOFU)

Esta es la etapa que se encuentra en la mitad del embudo y es muy importante porque ayuda a encontrar soluciones al visitante. Se dice que el usuario está en la fase de consideración, por lo que está estudiando las posibles alternativas. Partimos de la base de que la persona ya conoce el producto o servicio, por lo que hay que dirigirle a la conversión. Como su papel es más activo, lo mejor es emplear ofrecer un contenido de valor, como un videotutorial, que le ayude en la decisión final.

  1. Bottom of the funnel (BOFU)

Esta es la última etapa y se caracteriza por ser la fase de la conversión. El objetivo principal es que el usuario pase de ser un lead a un cliente. Para lograrlo, lo más importante es personalizar el contenido y ofrecer alguna oferta gratis, que no pueda rechazar. Si una persona llega hasta aquí y no realiza una compra, hay que hacer un seguimiento para estudiar las razones del rechazo.

Obviamente, la mayoría de las empresas desconocen qué es un insight y como este dato sirve para encontrar el camino que lleva a la solución. Por esta razón, el trabajo del profesional y de un perfil cualificado en marketing digital tiene un especial protagonismo.

Ejemplo de embudo de conversión

Hay muchos ejemplos y casos de éxito para comprender cómo funciona el embudo de conversión. No obstante, vamos a centrarnos en los resultados del servicio de streaming de Netflix. La compañía ha revolucionado este sector con su forma de consumir contenidos online, sin embargo, muchos se preguntan cómo lo ha conseguido.

Su estrategia es muy sencilla, de hecho, si observamos su sitio web podemos comprobar una página de inicio, en la que aparece un pequeño resumen de cada una de las películas y series más novedosas.

Posteriormente, explica su plan de suscripción y precios para seleccionar la opción más conveniente. Finalmente, dirige al visitante a la página de registro y finaliza con las diferentes opciones de pago. Es decir, en todo momento predomina lo fácil e intuitivo para fidelizar al usuario.

En conclusión, el funnel de conversión tiene que estar perfectamente diseñado para convertir un lead en un cliente potencial. Por este motivo, confiar en una agencia especializada en marketing digital es clave para aumentar los clientes y, en consecuencia, las ventas y beneficios. ¡Solicita información sin compromiso!

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.