Tiempo estimado: 4 min.

Estatismo vs dinamismo

Escrito por

Jozan

Un día normal vais navegando por internet, como se suele hacer por costumbre, y de repente PLAF. Te encuentras con ese sitio web que te cuesta mirar, que es súper aburrido, que solo contiene texto, texto y más texto. Bueno y un par de imágenes pixeladas. Y claro te das cuentas de que, al estar navegando siempre por webs como Youtube, Twitter o Instagram, ves un montón de nada en el sitio que acabas de encontrar, y te preguntas: ¿Por qué?

Pues aquí entra el dinamismo. Un antes y un después que marcó el modo del que vemos las páginas web e internet en general. El salto de una web estática a una dinámica.

Pues una web dinámica tiene millones de ventajas a parte de que «se vea más bonita». Por ejemplo, las webs dinámicas se posicionan mejor en los navegadores, ya que la creación y modificación de contenido es frecuente. Estas, también brillan a la hora de insertar contenido, en las webs estáticas, un pequeño cambio costaba un montón, y había que hacerlo, si era muy visible, página por página y mediante FTP y con código de programación. Hoy día tenemos CMS como por ejemplo WordPress, que nos ayudan a realizar estos cambios con mucha más facilidad y con menos programación. Ya que el PHP y las bases de datos que vienen con WordPress hacen el trabajo por ti.

Un claro ejemplo de lo que hemos hablado es el menú que encontráis en está página arriba a la derecha, ¡Podéis pinchar en él y ver como aparecen los elementos!

Otro punto a favor de estás webs dinámicas es el diseño responsive, es decir, diseño adaptado a diferentes pantallas. Ya que, es mejor ver Instagram en el móvil con la versión responsive adaptada al dispositivo, que con la versión de escritorio. Imaginaos usarlo en el móvil pero viéndolo a tamaño de ordenador, es muy poco usable, seria una locura ¿No?

 Podéis probar a meteros en Chrome desde el móvil, y arriba a la derecha, en las opciones, marquéis la opción de «versión para ordenador», ahora buscad instagram o cualquier cosa. ¿Se os hace difícil? Otro punto más para el dinamismo.

Por cierto os habéis dado cuenta que desde que habéis visto la imagen de Facebook, ¿El texto no se ha movido ni ha hecho una entrada estelar? Pues otro punto más a favor. Una web con movimiento, necesita que los textos no estén estáticos, que las imágenes aparezcan rebotando o desde cualquier parte de la web, y que al pasar el ratón por encima de ellas nos cuenten algo. Esto hace que el lector vea la web mas vistosa, menos aburrida. Eso es dinamismo.

Para ayudar a este movimiento, el CSS y el JavaScript son nuestros mejores aliados, se encargan, por ejemplo, de cambiar de color los enlaces, que un video se incie solo, o de que al enviar un formulario, te digan si algo ha salido mal.

Ya veis lo que podemos hacer con una web dinámica y la usabilidad que tiene. Esto nos simplifica el día a día y hace que nuestra navegación sea lo mas accesible y cómoda posible.

Bueno ya que has entrado y has visto otro ejemplo de dinamismo, te reto a que cada vez que entres en alguna web, te fijes en todo lo que hemos hablado antes y ver cómo una web dinámica te ayuda a hacer tu vida cibernética un poco más fácil.

¡Cambio y corto desde la nave estelar!

Un día normal vais navegando por internet, como se suele hacer por costumbre, y de repente PLAF. Te encuentras con ese sitio web que te cuesta mirar, que es súper aburrido, que solo contiene texto, texto y más texto. Bueno y un par de imágenes pixeladas. Y claro te das cuentas de que, al estar navegando siempre por webs como Youtube, Twitter o Instagram, ves un montón de nada en el sitio que acabas de encontrar, y te preguntas: ¿Por qué?

Pues aquí entra el dinamismo. Un antes y un después que marcó el modo del que vemos las páginas web e internet en general. El salto de una web estática a una dinámica.

Pues una web dinámica tiene millones de ventajas a parte de que «se vea más bonita». Por ejemplo, las webs dinámicas se posicionan mejor en los navegadores, ya que la creación y modificación de contenido es frecuente. Estas, también brillan a la hora de insertar contenido, en las webs estáticas, un pequeño cambio costaba un montón, y había que hacerlo, si era muy visible, página por página y mediante FTP y con código de programación. Hoy día tenemos CMS como por ejemplo WordPress, que nos ayudan a realizar estos cambios con mucha más facilidad y con menos programación. Ya que el PHP y las bases de datos que vienen con WordPress hacen el trabajo por ti.

Un claro ejemplo de lo que hemos hablado es el menú que encontráis en está página arriba a la derecha, ¡Podéis pinchar en él y ver como aparecen los elementos!

Otro punto a favor de estás webs dinámicas es el diseño responsive, es decir, diseño adaptado a diferentes pantallas. Ya que, es mejor ver Instagram en el móvil con la versión responsive adaptada al dispositivo, que con la versión de escritorio. Imaginaos usarlo en el móvil pero viéndolo a tamaño de ordenador, es muy poco usable, seria una locura ¿No?

 Podéis probar a meteros en Chrome desde el móvil, y arriba a la derecha, en las opciones, marquéis la opción de «versión para ordenador», ahora buscad instagram o cualquier cosa. ¿Se os hace difícil? Otro punto más para el dinamismo.

Por cierto os habéis dado cuenta que desde que habéis visto la imagen de Facebook, ¿El texto no se ha movido ni ha hecho una entrada estelar? Pues otro punto más a favor. Una web con movimiento, necesita que los textos no estén estáticos, que las imágenes aparezcan rebotando o desde cualquier parte de la web, y que al pasar el ratón por encima de ellas nos cuenten algo. Esto hace que el lector vea la web mas vistosa, menos aburrida. Eso es dinamismo.

Para ayudar a este movimiento, el CSS y el JavaScript son nuestros mejores aliados, se encargan, por ejemplo, de cambiar de color los enlaces, que un video se incie solo, o de que al enviar un formulario, te digan si algo ha salido mal.

Ya veis lo que podemos hacer con una web dinámica y la usabilidad que tiene. Esto nos simplifica el día a día y hace que nuestra navegación sea lo mas accesible y cómoda posible.

Bueno ya que has entrado y has visto otro ejemplo de dinamismo, te reto a que cada vez que entres en alguna web, te fijes en todo lo que hemos hablado antes y ver cómo una web dinámica te ayuda a hacer tu vida cibernética un poco más fácil.

¡Cambio y corto desde la nave estelar!

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

Estatismo vs dinamismo

Escrito por

Jozan

Un día normal vais navegando por internet, como se suele hacer por costumbre, y de repente PLAF. Te encuentras con ese sitio web que te cuesta mirar, que es súper aburrido, que solo contiene texto, texto y más texto. Bueno y un par de imágenes pixeladas. Y claro te das cuentas de que, al estar navegando siempre por webs como Youtube, Twitter o Instagram, ves un montón de nada en el sitio que acabas de encontrar, y te preguntas: ¿Por qué?

Pues aquí entra el dinamismo. Un antes y un después que marcó el modo del que vemos las páginas web e internet en general. El salto de una web estática a una dinámica.

Pues una web dinámica tiene millones de ventajas a parte de que «se vea más bonita». Por ejemplo, las webs dinámicas se posicionan mejor en los navegadores, ya que la creación y modificación de contenido es frecuente. Estas, también brillan a la hora de insertar contenido, en las webs estáticas, un pequeño cambio costaba un montón, y había que hacerlo, si era muy visible, página por página y mediante FTP y con código de programación. Hoy día tenemos CMS como por ejemplo WordPress, que nos ayudan a realizar estos cambios con mucha más facilidad y con menos programación. Ya que el PHP y las bases de datos que vienen con WordPress hacen el trabajo por ti.

Un claro ejemplo de lo que hemos hablado es el menú que encontráis en está página arriba a la derecha, ¡Podéis pinchar en él y ver como aparecen los elementos!

Otro punto a favor de estás webs dinámicas es el diseño responsive, es decir, diseño adaptado a diferentes pantallas. Ya que, es mejor ver Instagram en el móvil con la versión responsive adaptada al dispositivo, que con la versión de escritorio. Imaginaos usarlo en el móvil pero viéndolo a tamaño de ordenador, es muy poco usable, seria una locura ¿No?

 Podéis probar a meteros en Chrome desde el móvil, y arriba a la derecha, en las opciones, marquéis la opción de «versión para ordenador», ahora buscad instagram o cualquier cosa. ¿Se os hace difícil? Otro punto más para el dinamismo.

Por cierto os habéis dado cuenta que desde que habéis visto la imagen de Facebook, ¿El texto no se ha movido ni ha hecho una entrada estelar? Pues otro punto más a favor. Una web con movimiento, necesita que los textos no estén estáticos, que las imágenes aparezcan rebotando o desde cualquier parte de la web, y que al pasar el ratón por encima de ellas nos cuenten algo. Esto hace que el lector vea la web mas vistosa, menos aburrida. Eso es dinamismo.

Para ayudar a este movimiento, el CSS y el JavaScript son nuestros mejores aliados, se encargan, por ejemplo, de cambiar de color los enlaces, que un video se incie solo, o de que al enviar un formulario, te digan si algo ha salido mal.

Ya veis lo que podemos hacer con una web dinámica y la usabilidad que tiene. Esto nos simplifica el día a día y hace que nuestra navegación sea lo mas accesible y cómoda posible.

Bueno ya que has entrado y has visto otro ejemplo de dinamismo, te reto a que cada vez que entres en alguna web, te fijes en todo lo que hemos hablado antes y ver cómo una web dinámica te ayuda a hacer tu vida cibernética un poco más fácil.

¡Cambio y corto desde la nave estelar!

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.

Tiempo estimado: 4 min.

Estatismo vs dinamismo

Escrito por

Jozan

Un día normal vais navegando por internet, como se suele hacer por costumbre, y de repente PLAF. Te encuentras con ese sitio web que te cuesta mirar, que es súper aburrido, que solo contiene texto, texto y más texto. Bueno y un par de imágenes pixeladas. Y claro te das cuentas de que, al estar navegando siempre por webs como Youtube, Twitter o Instagram, ves un montón de nada en el sitio que acabas de encontrar, y te preguntas: ¿Por qué?

Pues aquí entra el dinamismo. Un antes y un después que marcó el modo del que vemos las páginas web e internet en general. El salto de una web estática a una dinámica.

Pues una web dinámica tiene millones de ventajas a parte de que «se vea más bonita». Por ejemplo, las webs dinámicas se posicionan mejor en los navegadores, ya que la creación y modificación de contenido es frecuente. Estas, también brillan a la hora de insertar contenido, en las webs estáticas, un pequeño cambio costaba un montón, y había que hacerlo, si era muy visible, página por página y mediante FTP y con código de programación. Hoy día tenemos CMS como por ejemplo WordPress, que nos ayudan a realizar estos cambios con mucha más facilidad y con menos programación. Ya que el PHP y las bases de datos que vienen con WordPress hacen el trabajo por ti.

Un claro ejemplo de lo que hemos hablado es el menú que encontráis en está página arriba a la derecha, ¡Podéis pinchar en él y ver como aparecen los elementos!

Otro punto a favor de estás webs dinámicas es el diseño responsive, es decir, diseño adaptado a diferentes pantallas. Ya que, es mejor ver Instagram en el móvil con la versión responsive adaptada al dispositivo, que con la versión de escritorio. Imaginaos usarlo en el móvil pero viéndolo a tamaño de ordenador, es muy poco usable, seria una locura ¿No?

 Podéis probar a meteros en Chrome desde el móvil, y arriba a la derecha, en las opciones, marquéis la opción de «versión para ordenador», ahora buscad instagram o cualquier cosa. ¿Se os hace difícil? Otro punto más para el dinamismo.

Por cierto os habéis dado cuenta que desde que habéis visto la imagen de Facebook, ¿El texto no se ha movido ni ha hecho una entrada estelar? Pues otro punto más a favor. Una web con movimiento, necesita que los textos no estén estáticos, que las imágenes aparezcan rebotando o desde cualquier parte de la web, y que al pasar el ratón por encima de ellas nos cuenten algo. Esto hace que el lector vea la web mas vistosa, menos aburrida. Eso es dinamismo.

Para ayudar a este movimiento, el CSS y el JavaScript son nuestros mejores aliados, se encargan, por ejemplo, de cambiar de color los enlaces, que un video se incie solo, o de que al enviar un formulario, te digan si algo ha salido mal.

Ya veis lo que podemos hacer con una web dinámica y la usabilidad que tiene. Esto nos simplifica el día a día y hace que nuestra navegación sea lo mas accesible y cómoda posible.

Bueno ya que has entrado y has visto otro ejemplo de dinamismo, te reto a que cada vez que entres en alguna web, te fijes en todo lo que hemos hablado antes y ver cómo una web dinámica te ayuda a hacer tu vida cibernética un poco más fácil.

¡Cambio y corto desde la nave estelar!

Share on Facebook

Share on Linkedin

Share on Whatsapp

Copy Link

Share on Twitter

Share on Twitter

Etiquetas

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Más artículos

Aquí en Apolo, esto es lo que ocurre. Celebramos, compartimos y lo que existe. Sin engaños, sin adornos y sin pretensiones. Un lugar para conversar acerca de nuestros temas favoritos: personas, diseño, estrategia, tecnología, marcas y cualquier otra cosa que surja.