Tiempo estimado: 4 min.

¿Son clave los atributos de producto para mi negocio?

Escrito por

Apolo. Propulsora de Marcas

Por mucho que te digan que es imposible hablar de los productos de tu negocio si no hablamos de sus atributos, te vamos a demostrar que en absoluto eso es así. De hecho, hoy no vamos a ver nada de toda esa palabrería marketiniana que pormenoriza cada apartado de los atributos de producto de una forma mecánica y semi-inútil. Para eso ya existen cientos de blogs explicando todos lo mismo, de una forma muy cercana al copia-pega, sin apenas aportar información relevante y dejando un dudoso mensaje de la importancia de dichos blogs.

Pero bueno, ese es un tema que no vamos a tratar hoy, vamos a centrarnos en lo que nos toca y, para eso, sabiendo que los atributos de productos son los factores del mismo que nos permiten posicionarlos en el mercado frente a la competencia nos sirve, por ahora.

Si necesitas releer la frase anterior, es el momento, porque es crucial que eso quede claro para que podamos seguir avanzando. Tómate el tiempo que necesites hasta que la interiorices, como un mantra:

Los atributos de productos son los factores del mismo que nos permiten posicionarlos en el mercado frente a la competencia.

Pero hay una cuestión que sí es verdaderamente importante aquí, entender cómo es mi producto, qué ofrece y qué puede esperar la audiencia de ellos. Y, por encima de esto, la respuesta a: ¿refleja mi marca lo que mi producto y su experiencia ofrece?

 A veces se confunden los atributos de producto con los atributos de marca, dando por sentado que cómo es el producto determina cómo debe ser la marca y nada puede estar más alejado de la realidad. Esto suele suceder con más frecuencia cuando se trabaja la marca en su escala más básica. Resultando poco diferenciador al resaltar cuestiones comunes a otros productos del sector pertenecientes a la competencia.

Y es cuidar estos detalles, estos atributos de marca, los que van a conseguir que tus productos y las experiencias que ofrecen queden grabadas en la mente de tus consumidores. Llegados a este punto quizás te estés preguntando cómo es posible que esto pueda llegar a suceder. Para eso te dejo aquí un artículo muy interesante sobre neuromarketing que te va a resolver todas las dudas.

Atributos de producto vs atributos de marca

De acuerdo, ya hemos dejado claro qué son los atributos de producto y cómo necesitan convivir con los atributos de marca para sacar el máximo potencial de tu negocio, pero…

¿Cuáles son estos atributos de marca?

A grandes rasgos, se enmarcan en tres grandes bloque. El primero habla de cuestiones básicas, son las más fáciles de identificar pero suele ser muy común que cualquier competidor también las tenga. De los tres bloques, este es posiblemente el menos interesante sobre el que construir.

Tenemos un segundo bloque donde tratamos aquellos atributos que la audiencia valora, aquellos que consideran importantes. Este bloque, bien trabajado, puede aportarnos muchos beneficios. Pero hay que tener cuidado, pues estos atributos rara vez son exclusivos de nuestra marca.

 En tercer lugar tenemos el bloque que más nos aporta a la hora de contar nuestra vaina. Son los atributos diferenciadores, aquellos que nos hacen únicos y que nos permiten distinguirnos de nuestra competencia. Si los utilizamos para construir en la dirección adecuada, crearán los mensajes que más calarán en nuestra audiencia.

Al final, son los atributos de marca los que permiten entablar una conexión real con los potenciales clientes, son aquellos capaces de emocionar y generar sentimiento de pertenencia a quienes compran o consumen dichos productos.

 Porque indistintamente de los atributos que tenga el producto, la marca puede generar unos atributos que aporten valor y diferenciación consiguiendo que nuestros potenciales clientes acaben eligiéndonos frente a la competencia.

Por mucho que te digan que es imposible hablar de los productos de tu negocio si no hablamos de sus atributos, te vamos a demostrar que en absoluto eso es así. De hecho, hoy no vamos a ver nada de toda esa palabrería marketiniana que pormenoriza cada apartado de los atributos de producto de una forma mecánica y semi-inútil. Para eso ya existen cientos de blogs explicando todos lo mismo, de una forma muy cercana al copia-pega, sin apenas aportar información relevante y dejando un dudoso mensaje de la importancia de dichos blogs.

Pero bueno, ese es un tema que no vamos a tratar hoy, vamos a centrarnos en lo que nos toca y, para eso, sabiendo que los atributos de productos son los factores del mismo que nos permiten posicionarlos en el mercado frente a la competencia nos sirve, por ahora.

Si necesitas releer la frase anterior, es el momento, porque es crucial que eso quede claro para que podamos seguir avanzando. Tómate el tiempo que necesites hasta que la interiorices, como un mantra:

Los atributos de productos son los factores del mismo que nos permiten posicionarlos en el mercado frente a la competencia.

Pero hay una cuestión que sí es verdaderamente importante aquí, entender cómo es mi producto, qué ofrece y qué puede esperar la audiencia de ellos. Y, por encima de esto, la respuesta a: ¿refleja mi marca lo que mi producto y su experiencia ofrece?

 A veces se confunden los atributos de producto con los atributos de marca, dando por sentado que cómo es el producto determina cómo debe ser la marca y nada puede estar más alejado de la realidad. Esto suele suceder con más frecuencia cuando se trabaja la marca en su escala más básica. Resultando poco diferenciador al resaltar cuestiones comunes a otros productos del sector pertenecientes a la competencia.

Y es cuidar estos detalles, estos atributos de marca, los que van a conseguir que tus productos y las experiencias que ofrecen queden grabadas en la mente de tus consumidores. Llegados a este punto quizás te estés preguntando cómo es posible que esto pueda llegar a suceder. Para eso te dejo aquí un artículo muy interesante sobre neuromarketing que te va a resolver todas las dudas.

Atributos de producto vs atributos de marca

De acuerdo, ya hemos dejado claro qué son los atributos de producto y cómo necesitan convivir con los atributos de marca para sacar el máximo potencial de tu negocio, pero…

¿Cuáles son estos atributos de marca?

A grandes rasgos, se enmarcan en tres grandes bloque. El primero habla de cuestiones básicas, son las más fáciles de identificar pero suele ser muy común que cualquier competidor también las tenga. De los tres bloques, este es posiblemente el menos interesante sobre el que construir.

Tenemos un segundo bloque donde tratamos aquellos atributos que la audiencia valora, aquellos que consideran importantes. Este bloque, bien trabajado, puede aportarnos muchos beneficios. Pero hay que tener cuidado, pues estos atributos rara vez son exclusivos de nuestra marca.

 En tercer lugar tenemos el bloque que más nos aporta a la hora de contar nuestra vaina. Son los atributos diferenciadores, aquellos que nos hacen únicos y que nos permiten distinguirnos de nuestra competencia. Si los utilizamos para construir en la dirección adecuada, crearán los mensajes que más calarán en nuestra audiencia.

Al final, son los atributos de marca los que permiten entablar una conexión real con los potenciales clientes, son aquellos capaces de emocionar y generar sentimiento de pertenencia a quienes compran o consumen dichos productos.

 Porque indistintamente de los atributos que tenga el producto, la marca puede generar unos atributos que aporten valor y diferenciación consiguiendo que nuestros potenciales clientes acaben eligiéndonos frente a la competencia.

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Tiempo estimado: 4 min.

¿Son clave los atributos de producto para mi negocio?

Escrito por

Apolo. Propulsora de Marcas

Por mucho que te digan que es imposible hablar de los productos de tu negocio si no hablamos de sus atributos, te vamos a demostrar que en absoluto eso es así. De hecho, hoy no vamos a ver nada de toda esa palabrería marketiniana que pormenoriza cada apartado de los atributos de producto de una forma mecánica y semi-inútil. Para eso ya existen cientos de blogs explicando todos lo mismo, de una forma muy cercana al copia-pega, sin apenas aportar información relevante y dejando un dudoso mensaje de la importancia de dichos blogs.

Pero bueno, ese es un tema que no vamos a tratar hoy, vamos a centrarnos en lo que nos toca y, para eso, sabiendo que los atributos de productos son los factores del mismo que nos permiten posicionarlos en el mercado frente a la competencia nos sirve, por ahora.

Si necesitas releer la frase anterior, es el momento, porque es crucial que eso quede claro para que podamos seguir avanzando. Tómate el tiempo que necesites hasta que la interiorices, como un mantra:

Los atributos de productos son los factores del mismo que nos permiten posicionarlos en el mercado frente a la competencia.

Pero hay una cuestión que sí es verdaderamente importante aquí, entender cómo es mi producto, qué ofrece y qué puede esperar la audiencia de ellos. Y, por encima de esto, la respuesta a: ¿refleja mi marca lo que mi producto y su experiencia ofrece?

 A veces se confunden los atributos de producto con los atributos de marca, dando por sentado que cómo es el producto determina cómo debe ser la marca y nada puede estar más alejado de la realidad. Esto suele suceder con más frecuencia cuando se trabaja la marca en su escala más básica. Resultando poco diferenciador al resaltar cuestiones comunes a otros productos del sector pertenecientes a la competencia.

Y es cuidar estos detalles, estos atributos de marca, los que van a conseguir que tus productos y las experiencias que ofrecen queden grabadas en la mente de tus consumidores. Llegados a este punto quizás te estés preguntando cómo es posible que esto pueda llegar a suceder. Para eso te dejo aquí un artículo muy interesante sobre neuromarketing que te va a resolver todas las dudas.

Atributos de producto vs atributos de marca

De acuerdo, ya hemos dejado claro qué son los atributos de producto y cómo necesitan convivir con los atributos de marca para sacar el máximo potencial de tu negocio, pero…

¿Cuáles son estos atributos de marca?

A grandes rasgos, se enmarcan en tres grandes bloque. El primero habla de cuestiones básicas, son las más fáciles de identificar pero suele ser muy común que cualquier competidor también las tenga. De los tres bloques, este es posiblemente el menos interesante sobre el que construir.

Tenemos un segundo bloque donde tratamos aquellos atributos que la audiencia valora, aquellos que consideran importantes. Este bloque, bien trabajado, puede aportarnos muchos beneficios. Pero hay que tener cuidado, pues estos atributos rara vez son exclusivos de nuestra marca.

 En tercer lugar tenemos el bloque que más nos aporta a la hora de contar nuestra vaina. Son los atributos diferenciadores, aquellos que nos hacen únicos y que nos permiten distinguirnos de nuestra competencia. Si los utilizamos para construir en la dirección adecuada, crearán los mensajes que más calarán en nuestra audiencia.

Al final, son los atributos de marca los que permiten entablar una conexión real con los potenciales clientes, son aquellos capaces de emocionar y generar sentimiento de pertenencia a quienes compran o consumen dichos productos.

 Porque indistintamente de los atributos que tenga el producto, la marca puede generar unos atributos que aporten valor y diferenciación consiguiendo que nuestros potenciales clientes acaben eligiéndonos frente a la competencia.

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.

Tiempo estimado: 4 min.

¿Son clave los atributos de producto para mi negocio?

Escrito por

Apolo. Propulsora de Marcas

Por mucho que te digan que es imposible hablar de los productos de tu negocio si no hablamos de sus atributos, te vamos a demostrar que en absoluto eso es así. De hecho, hoy no vamos a ver nada de toda esa palabrería marketiniana que pormenoriza cada apartado de los atributos de producto de una forma mecánica y semi-inútil. Para eso ya existen cientos de blogs explicando todos lo mismo, de una forma muy cercana al copia-pega, sin apenas aportar información relevante y dejando un dudoso mensaje de la importancia de dichos blogs.

Pero bueno, ese es un tema que no vamos a tratar hoy, vamos a centrarnos en lo que nos toca y, para eso, sabiendo que los atributos de productos son los factores del mismo que nos permiten posicionarlos en el mercado frente a la competencia nos sirve, por ahora.

Si necesitas releer la frase anterior, es el momento, porque es crucial que eso quede claro para que podamos seguir avanzando. Tómate el tiempo que necesites hasta que la interiorices, como un mantra:

Los atributos de productos son los factores del mismo que nos permiten posicionarlos en el mercado frente a la competencia.

Pero hay una cuestión que sí es verdaderamente importante aquí, entender cómo es mi producto, qué ofrece y qué puede esperar la audiencia de ellos. Y, por encima de esto, la respuesta a: ¿refleja mi marca lo que mi producto y su experiencia ofrece?

 A veces se confunden los atributos de producto con los atributos de marca, dando por sentado que cómo es el producto determina cómo debe ser la marca y nada puede estar más alejado de la realidad. Esto suele suceder con más frecuencia cuando se trabaja la marca en su escala más básica. Resultando poco diferenciador al resaltar cuestiones comunes a otros productos del sector pertenecientes a la competencia.

Y es cuidar estos detalles, estos atributos de marca, los que van a conseguir que tus productos y las experiencias que ofrecen queden grabadas en la mente de tus consumidores. Llegados a este punto quizás te estés preguntando cómo es posible que esto pueda llegar a suceder. Para eso te dejo aquí un artículo muy interesante sobre neuromarketing que te va a resolver todas las dudas.

Atributos de producto vs atributos de marca

De acuerdo, ya hemos dejado claro qué son los atributos de producto y cómo necesitan convivir con los atributos de marca para sacar el máximo potencial de tu negocio, pero…

¿Cuáles son estos atributos de marca?

A grandes rasgos, se enmarcan en tres grandes bloque. El primero habla de cuestiones básicas, son las más fáciles de identificar pero suele ser muy común que cualquier competidor también las tenga. De los tres bloques, este es posiblemente el menos interesante sobre el que construir.

Tenemos un segundo bloque donde tratamos aquellos atributos que la audiencia valora, aquellos que consideran importantes. Este bloque, bien trabajado, puede aportarnos muchos beneficios. Pero hay que tener cuidado, pues estos atributos rara vez son exclusivos de nuestra marca.

 En tercer lugar tenemos el bloque que más nos aporta a la hora de contar nuestra vaina. Son los atributos diferenciadores, aquellos que nos hacen únicos y que nos permiten distinguirnos de nuestra competencia. Si los utilizamos para construir en la dirección adecuada, crearán los mensajes que más calarán en nuestra audiencia.

Al final, son los atributos de marca los que permiten entablar una conexión real con los potenciales clientes, son aquellos capaces de emocionar y generar sentimiento de pertenencia a quienes compran o consumen dichos productos.

 Porque indistintamente de los atributos que tenga el producto, la marca puede generar unos atributos que aporten valor y diferenciación consiguiendo que nuestros potenciales clientes acaben eligiéndonos frente a la competencia.

¿Tienes un
proyecto? Escríbenos.